sábado, 16 febrero 2019
20:02
, última actualización
Local

Santos tiende la mano a Chávez y declara la guerra a las FARC

El líder colombiano, que recibe el respaldo internacional, retomará el diálogo con Ecuador.

el 21 jun 2010 / 20:05 h.

TAGS:

El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, justo después de conocer el resultado de la segunda vuelta electoral.

El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, propuso a Venezuela y Ecuador "abrir caminos de cooperación", a las FARC les advirtió de que "se les agotó el tiempo" y pidió el apoyo de todas las fuerzas políticas, incluido el Partido Verde, para sacar adelante un gobierno de "unidad nacional".

En su primer discurso después de conocerse su victoria en las urnas, las que le otorgaron el 69% de los votos y le llevarán el 7 de agosto a la Presidencia, Santos dijo que su triunfo es también el de Álvaro Uribe, el actual mandatario. "Quiero rendir tributo desde el fondo de mi corazón a uno de los mejores presidentes que hemos tenido en dos siglos de vida republicana. Muchas gracias, muchas gracias, presidente Álvaro Uribe Vélez", exclamó Santos.

Abrigado por miles de seguidores en el coliseo bogotano de El Campín, el ganador de los comicios presidenciales anunció que el Gobierno de unidad nacional "ya está en marcha". Y por ello agradeció el apoyo que le dieron los otros partidos después de la primera vuelta electoral, el que le permitirá gobernar casi sin oposición.

"Los colombianos votaron para apoyar un mensaje de unidad y yo recojo ese mensaje (...), a partir de este momento soy el presidente electo de todos los colombianos, de los que me apoyaron y de los que no me apoyaron, soy y seré el presidente de la unidad nacional", subrayó. Invitó incluso a Antanas Mockus a unirse, así como a miembros del Partido Verde y colaboradores de su rival, como el ex alcalde de Medellín y ya ex candidato a la Vicepresidencia, Sergio Fajardo. Y aprovechó la euforia del público para lanzar un mensaje a la comunidad internacional, y en especial a Ecuador y Venezuela: "Aspiro a trabajar de la mano con los países vecinos", remarcó, al matizar que en las "relaciones conflictivas", en alusión a las que el Gobierno de Uribe mantiene con esos dos países, siempre "hay dos alternativas: mirar con amargura hacia el pasado o abrir caminos hacia el futuro" y Santos apostó ayer por la segunda vía.

Ecuador rompió relaciones con Colombia en marzo de 2008 tras el bombardeo a un campamento de las FARC ubicado en su territorio, mientras que Venezuela las "congeló" en 2009 a raíz del polémico acuerdo militar firmado entre los gobiernos de Bogotá y Washington. En su discurso, el presidente electo y quien como ministro de Defensa de Uribe fue artífice de los mayores golpes a las FARC en sus 45 años de historia, lanzó asimismo un duro mensaje a la guerrilla. "Que oigan los terroristas y que oiga el mundo, a las FARC se les agotó su tiempo. Colombia está saliendo de su pesadilla del secuestro y la violencia; mientras insistan en sus métodos terroristas, mientras insistan en atacar al pueblo colombiano no habrá dialogo y las seguiremos enfrentando con toda la dureza, con toda la firmeza", afirmó Santos.

Apoyo extranjero. Santos recibió el respaldo de la comunidad internacional. Desde España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció "la mejor disposición" del Ejecutivo para seguir profundizando la relación bilateral entre ambos países. También, el Ministerio de Exteriores emitió un comunicado en el que se mostró seguro de que las relaciones con Santos continuarán teniendo "la intensidad y la cercanía que siempre ha existido entre Colombia y España". Igualmente, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, trasladó su apoyo para hacer frente a los retos del país. "Puede contar con el apoyo de la UE y estoy seguro de que tendrá la oportunidad de profundizar aún más las ya muy buenas relaciones entre la UE y Colombia", concluyó.

El presidente de Brasil, Lula da Silva, mostró su disposición para ahondar aún más los lazos entre los dos países, como también lo hicieron el presidente de México, Felipe Calderón, y su homóloga argentina, Cristina Fernández.

  • 1