Local

Sarah Palin no descarta entrar en guerra con Rusia si invade otra vez Georgia

Sarah Palin no deja de ser noticia desde su designación como número dos de John McCain. En su primera entrevista televisiva, la candidata amenazó a Rusia con una guerra si invade de nuevo Georgia. Y amenazó con tomar medidas judiciales que bloqueen una investigación sobre denuncias de que abusó de su autoridad en Alaska. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:41 h.

TAGS:

Sarah Palin no deja de ser noticia desde su designación como número dos de John McCain. En su primera entrevista televisiva, la candidata amenazó a Rusia con una guerra si invade de nuevo Georgia. Y amenazó con tomar medidas judiciales que bloqueen una investigación sobre denuncias de que abusó de su autoridad en Alaska.

"Tenemos que vigilar a Rusia. Es inaceptable que Rusia haya ejercido tal presión en términos de invadir un país democrático más pequeño, sin provocación", declaró a la ABC. Palin, que es gobernadora de Alaska y candidata republicana a la vicepresidencia, aseguró que apoya que Georgia y Ucrania se integren a la OTAN.

Preguntada si eso significaría que EEUU declararía la guerra a Rusia si entrara en Georgia de nuevo, Palin respondió: "Quizá sí, quiero decir, ése es el acuerdo cuando eres uno de los aliados de la OTAN. Si otro país es atacado, tienes que esperar que te pidan ayuda".

Al parecer, se presentó ante Charlie Gibson, uno de los periodistas estrella de ABC, tras una intensa preparación por parte de ex asesores de Bush. Sus comentarios duros reflejan el tono que ha adoptado McCain. No obstante, Palin quiso distanciarse de un mandatario con un índice de popularidad mínimo y en la entrevista apuntó que el presidente ha cometido "errores" en la guerra contra el terrorismo, que no detalló.

Sobre Irán, la gobernadora señaló que sería "extremadamente peligroso para todo el planeta" que obtuviera armas nucleares y prometió más presión sobre su régimen. Y tras ser preguntada varias veces si EEUU debería realizar operaciones militares en Pakistán sin la autorización del país, Palin finalmente replicó: "Estados Unidos tiene que ejercer todas sus opciones para parar a los terroristas".

También tuvo que responder a un comentario que hizo hace tiempo en su iglesia en referencia a Irak: "Nuestros líderes envían a los soldados estadounidenses en una misión que viene de Dios", afirmó. Gibson preguntó a la gobernadora, que pertenece a una iglesia evangélica que defiende los valores tradicionales, si creía que EEUU combatía una guerra santa. Pero respondió que su comentario hacía referencia a una cita del presidente Lincoln. "No sé si la misión viene de Dios", dijo ahora.

En el mismo día, en una ceremonia militar en Fort Wainwright, base de la armada estadounidense cerca de Fairbanks, Palin despidió a su hijo de 20 años que viajará a Irak dentro de un contingente de 4.000 soldados. Allí, según publicó The Washington Post, la gobernadora de Alaska defendió la idea de que el Gobierno de Sadam Husein ayudó a Al Qaeda para planear los ataques contra las Torres Gemelas y el Pentágono, una tesis ya descartada por falta de pruebas por el actual Gobierno estadounidense aunque en su día fuera defendida con puño de hierro por propio presidente, George W. Bush.

Por último, amenazó a los legisladores de Alaska que afirmaron que emitirían órdenes para la comparecencia de Palin, en el marco de la investigación de denuncias de que trató de influir en el despido de su cuñado cuando era policía estatal.

Obama versus Mccain . Por su parte, los candidatos a la presidencia de EEUU, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, coincidieron ayer en un foro celebrado en la Universidad de Columbia, donde reflexionaron, por separado, sobre compromiso cívico y servicio público en su país.

Así, y durante su intervención, McCain, abogó por involucrar más a la sociedad civil en proteger a la nación y ampliar las oportunidades a la hora de servir a su país. En la misma línea, Obama defendió la necesidad de "inspirar" a los jóvenes estadounidenses para que se comprometan con el servicio a su país.

  • 1