Local

Sarkozy estrena mandato en la UE con el 'no' de Polonia al Tratado

Francia no entra con buen pie en su semestre en la Presidencia de turno de la UE, que comenzó ayer. Si hasta ahora el principal reto era superar la crisis provocada por el no de Irlanda al Tratado de Lisboa, ayer el presidente polaco complicó más aún las cosas al asegurar que el texto "no tiene sentido". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 07:15 h.

TAGS:

Francia no entra con buen pie en su semestre en la Presidencia de turno de la UE, que comenzó ayer. Si hasta ahora el principal reto era superar la crisis provocada por el no de Irlanda al Tratado de Lisboa, ayer el presidente polaco complicó más aún las cosas al asegurar que el texto "no tiene sentido".

El Gobierno francés trató de desdramatizar la situación creada por las declaraciones de Lech Kaczynski, cuya firma es imprescindible para que prospere el Trtado, ya ratificado por el Parlamento. Tras la polémica suscitada por las declaraciones publicadas en el diario Dziennik, en las que el jefe de Estado declaró que el Tratado de Lisboa "no tiene sentido" tras el no de irlandés, Kaczynski volvió a hablar ayer y dijo que "si Irlanda da su visto bueno al Tratado de Lisboa conforme a su legislación" firmará el documento. El presidente del Parlamento polaco, el liberal Bronislaw Komorowski, había acusado al conservador nacionalista Kaczynski de "jugar con el fuego" y declaró que le preocupaban "las declaraciones del presidente, pues Polonia debería formar parte de los países que ayudan a Irlanda a superar su crisis ratificando cuanto antes el Tratado".

Ante esta situación, el presidente semestral de la UE, Nicolas Sarkozy, no se rindió al pesimismo y dijo que no duda "ni por un momento" de que su colega polaco "cumplirá su compromiso" y ratificará finalmente el Tratado de Lisboa.

"No imagino que el presidente que firmó el documento en Bruselas y en Lisboa pueda poner en entredicho su propia firma", dijo Sarkozy cuando fue preguntado sobre las declaraciones de Kaczyinski. El líder polaco aseguró que personalmente sigue siendo partidario de la ratificación del Tratado de Lisboa y recordó que participó desde el comienzo en su aprobación.

Por su parte, y antes de que Kaczynski condicionara su decisión a la de Irlanda, el portavoz del Ministerio francés de Exteriores, Eric Chevallier, declaró que el pueblo polaco ya se pronunció sobre el Tratado a través de su Parlamento y, por tanto, esa ratificación "no es inválida".

"No hay crisis", subrayó Chevallier, para quien la posición de Kaczynski "no impide en absoluto" que la Presidencia francesa de la UE pueda trabajar.

Indicó que la ratificación del Tratado debe proseguir en los países de la UE que aún no han ratificado el texto y que ya se verá qué hacen esos Estados, en alusión en particular a la República Checa, cuyo presidente había declarado la muerte del tratado.

  • 1