sábado, 17 noviembre 2018
08:13
, última actualización
Local

Sarkozy: "No podemos aceptar la explosión del euro, porque significaría la explosión de Europa"

el 03 nov 2011 / 18:00 h.

TAGS:

El presidente francés y responsable de turno del G-20, Nicolas  Sarkozy, ha asegurado este jueves que el euro es el "patrimonio" y el  "corazón" de Europa y por ello los líderes europeos están decididos a  hacer todo lo necesario para defenderlo frente a crisis como la de  Grecia.

"El euro es el corazón de Europa. No podemos aceptar la explosión  del euro, porque eso significaría la explosión de Europa", ha dicho  Sarkozy durante la rueda de prensa final de la primera jornada del  G-20. "Y Europa es la garantía de la paz en el continente donde nos  hemos comportado de forma más brutal y violenta en el siglo XX", ha  subrayado.

El presidente francés ha indicado que "es necesario que la  eurozona envíe a todo el mundo un mensaje de credibilidad" y para  ello acelerará la aplicación del plan para combatir la crisis de  deuda de la eurozona que se aprobó la semana pasada. Y ha sostenido  que el acuerdo completo entre Francia y Alemania sobre todos los  elementos de este plan constituye la "columna vertebral" del euro.

Sarkozy ha defendido que han sido sus amenazas y las de Merkel  sobre una posible salida del euro de Grecia las que han hecho  rectificar al primer ministro griego, George Papandreu, sobre la  celebración de un referéndum sobre las condiciones del rescate a  Atenas.

El presidente francés ha celebrado la declaración del líder de la  oposición conservadora griega, Antonis Samaras, expresando su apoyo a  los acuerdos del Eurogrupo por considerar que se trata de un paso  "valiente y responsable". También ha celebrado que Papandreu acepte  desconvocar el referéndum a cambio de este respaldo de la oposición.

Por lo demás, Sarkozy ha dicho que no quiere interferir en la  política helena porque "Grecia es un país independiente y libre" y ha  enfatizado que preferiría que siguiera en la eurozona, pero ha dejado  claro que son los griegos los que tienen que desearlo en primer  lugar.

El presidente francés ha reclamado además al primer ministro  italiano, Silvio Berlusconi, que acelere la aplicación de los ajustes  y reformas comprometidas para disminuir la presión de los mercados.  En todo caso, ha expresado su "confianza en economía italiana, que es  una de las más fuertes del mundo y la tercera de Europa".

Finalmente, Sarkozy ha confirmado que la UE acelerará el refuerzo  del fondo de rescate para los países endeudados con el objetivo de  frenar el contagio de la crisis, y ha avanzado que para ello contará  con el apoyo del Fondo Monetario Internacional y de EEUU, que "están  dispuestos a apoyar a la eurozona y a dar un mensaje de confianza  sobre el euro".

El presidente francés ha eludido dar más detalles pero ha  explicado que el plan será "creíble, ambicioso y rápido".

  • 1