Local

Sarkozy promete cerrar la crisis del Tratado sin negociar el texto

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha asegurado que la Unión Europea no negociará un nuevo tratado para salir de la crisis tras el "no" irlandés a Lisboa y avanzó que propondrá una solución antes de fin de año, tras consultar con Dublín.

el 15 sep 2009 / 07:45 h.

TAGS:

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha asegurado que la Unión Europea no negociará un nuevo tratado para salir de la crisis tras el "no" irlandés a Lisboa y avanzó que propondrá una solución antes de fin de año, tras consultar con Dublín.

Sarkozy presentó ante el Parlamento Europeo las prioridades de la Presidencia de turno francesa de la Unión, que fueron recibidas en general de forma positiva -incluso con grandes aplausos- por los eurodiputados. Las principales críticas, procedentes de los grupos de la izquierda, se centraron en la supuesta falta de ambición del Elíseo en el ámbito de las políticas sociales a escala europea.

La crisis institucional de la UE tras el rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa, que ha trastocado los planes de Francia de cara a su presidencia semestral, fue el tema elegido por Sarkozy para abrir su discurso. "No habrá nuevo Tratado; o es Lisboa o es Niza", aseguró el presidente francés, que confirmó que su primer viaje al exterior como presidente del Consejo Europeo será a Dublín, "para escuchar, para dialogar y tratar de encontrar una solución". Su intención es proponer "una solución de común acuerdo con el Gobierno irlandés en octubre o en diciembre", explicó.

Respecto a la ratificación del texto, Sarkozy instó a seguir adelante con el proceso y pidió a los que se han mostrado en contra, como el presidente polaco, Lech Kaczynski, a "cumplir su palabra" y aprobar el Tratado de Lisboa. Sarkozy volvió a advertir, además, de que la Unión Europea (UE) no debe cometer "el mismo error" de 2004, cuando decidió ampliarse a los países de Europa central y oriental sin antes acordar la reforma de las instituciones comunes.

El presidente francés desgranó los grandes temas de su Presidencia -el clima y la energía, la defensa común y la reforma agrícola- en un debate que se prologó durante más de tres horas y en el que Sarkozy respondió prácticamente a todas las intervenciones de los parlamentarios.

  • 1