Deportes

Satoransky: «Volveré mucho a Sevilla, esta ciudad y este club me cambiaron»

El base del Cajasol vive sus últimos partidos en Sevilla, aunque aún no sabe si dará el salto a la NBA. Dice que el ambientazo del partido ante el Joventut no lo olvidará «en mucho tiempo»

el 20 may 2014 / 00:15 h.

SATORANSKYEl Cajasol y su afición viven un momento dulce, una temporada de ensueño de uno de los equipos del club que más han enganchado en los últimos tiempos, con una identidad propia que gusta, con esa mezcla de juventud, talento y esfuerzo. Planea, no obstante, la certeza de que varios de estos muchachos capaces de protagonizar partidazos para el recuerdo como el del sábado ante el Joventut, pero también otros que no acabaron con victoria como el de Valencia o el del Palacio de la Comunidad de Madrid ante el Real, se marcharán más pronto que tarde. Es ley de vida y del mercado, de la ambición de seguir progresando con objetivos de un nivel que en Sevilla no están al alcance, al menos de momento. Tomas Satoransky será el primero en salir. No lo dice pero es un secreto a voces. Ayer, en el programa Desde El Perímetro, de Radio Giralda (88.5 FM), en muchas ocasiones habló en pasado de lo que ha sido una etapa de cinco años muy fructífera para él y para el club que le ha disfrutado. «Claro que volveré mucho a Sevilla, es mi segunda casa, no cortaré  esta relación. Me llevaré recuerdos, en general de España, del calor, de la comida, de todas las alegrías», dijo el base checo, que el 30 de junio se incorporará a su selección para el preeuropeo de 2015. «No he hablado con Washington (franquicia que posee sus derechos en la NBA), tampoco he hecho ningún esfuerzo para el futuro, y aunque lo hubiese hecho no lo diría tampoco  (ríe). Dependerá de las ofertas, pero ahora estoy con más paciencia que en años anteriores», aseguró el base cajista, que tomará una decisión sobre su próximo destino al acabar la temporada. Lo que descartó es participar en las ligas de  verano que organiza la NBA. «He vivido muchos momentos buenos, la Eurocup, la Copa del Rey, pero de este partido ante el Joventut no me olvidaré en mucho tiempo» manifestaba sobre el ambiente y la comunión vivida con la grada para remontar el choque y lograr la clasificación para los play off.  «La afición nos apoyó muchísimo y gracias a ellos pudimos remontar, fue un buen espectáculo y ayudará también para atraer gente para el play off». «La defensa en momentos importantes fue clave, el Joventut hizo un buen partido y supimos parar su juego y correr el contraataque porque no teníamos muy buenos porcentajes. Luego Bamforth jugó un último cuarto muy bueno y vimos que podíamos confiar en él para anotar». Aíto García Reneses les felicitó pero ya les habló del siguiente paso. «Antes del partido hablamos del play off un poco. Aíto suele hablar solo de que el equipo mejore. Después del partido nos felicitó por este primer paso pero nos dijo que había que competir en el play off, no solo estar ahí». También expuso el que fue un momento clave de la temporada. «Hubo un momento duro, con las derrotas del inicio, en el que nadie esperaba nada de nosotros y hemos enseñado que somos un grupo que se entiende, que ha ido paso a paso, y aquellas cuatro victorias seguidas nos dieron mucha confianza para el resto de la temporada», aseguraba el líder del Cajasol, quien cree que será importante «jugar a tope con el Barcelona y no hacer cálculos. Aíto nunca lo hace, será importante enseñarles que podemos jugar contra ellos por si nos tocan en el play off». Como siempre habló con mucho cariño y respeto de Joan Plaza, el ahora técnico de Unicaja, con el que, quien sabe, podría coincidir la próxima temporada. «Él confió en mí y me hizo debutar, y siempre nos enseñaba a comportarnos fuera del baloncesto» antes de hablar de sí mismo, de sus virtudes y de lo que necesita mejorar. «Quiero ser completo, es lo que el técnico y todos los entrenadores me piden. Estoy intentando mejorar en dirigir al equipo, no es mi punto fuerte, siempre fui más anotador y un atleta, me gusta correr, es cuando más cómodo me siento en la pista». También está mejorando en las dotes de liderazgo, como se puede observar cuando da alguna reprimenda algún compañero como Balvin. «Con él tengo más confianza para decirle cosas porque llevo muchos años y no me importa que se enfade», bromea. «Es importante hacerlo, tener esa comunicación, Aíto nos lo pide. Estoy intentando hacerlo en los partidos importantes, el año pasado tuvimos este problema, no reaccionábamos en momentos malos y este año sí». Y un último guiño. «Sevilla y Cajasol me cambiaron, llegué siendo un niño, tuve que aprender el idioma para entender a la gente. Gracias a esta ciudad tan bonita, la adaptación fue más corta. Estoy contento por todos estos años».

  • 1