Deportes

Savanovic, el crack del San Pablo

El Cajasol logró la novena victoria consecutiva en su cancha del pabellón San Pablo ante Asefa Estudiantes (83-78), récord histórico de la entidad. El triunfo se fraguó en un excelente primer cuarto y en la sensacional actuación de Dusko Savanovic (29 puntos).

el 07 feb 2010 / 13:33 h.

Triguero disputa un balón a un rival del Estudiantes.

Savanovic, como todos los genios, es un tipo peculiar. Un buen día, junto a Andrés Miso, se topó con una chirigota en la calle, y alucinó, como lo hizo con la música de Pitingo y con el cielo azul de Sevilla, donde dos años después de su llegada es un ídolo que se va de cañas con los mismos aficionados cajistas que lo vitorean sin concesiones desde las gradas del San Pablo. Seguro que Dusko ya sabe de esa frase que vocifera la platea del Gran Teatro Falla de Cádiz cuando se rinde a una chirigota: "Tú sí que vales". Pues lo mismo le gritó ayer el teatro de los sueños en que se ha convertido San Pablo, un lugar mágico que no recuerda ahora cuándo fue la última vez que vio perder a su equipo (18 de octubre), como hace un año no recordaba lo que era ganar. Nunca en la historia había sido capaz de hilar nueve victorias seguidas.

La rutina del triunfo contiene la grandiosidad de un trabajo excelente que lleva a un baloncesto de altísimo nivel en algunas fases de los encuentros. La incontenible severidad con que se planta delante de los rivales refleja en éstos un respeto largamente buscado. Asefa Estudiantes, que llegaba sin Jasen pero en una línea de triunfos como para dopar la confianza, no estuvo a la altura del ratio de exigencia que impone este Cajasol y el primer cuarto zarandeó de tal forma el partido que lo dejó marcado para los restos: 25-13. Y no fue definitivo por segundos, porque a falta de unos pocos la cuestión iba más que rota (25-8).En ese principio que fue del fin para los colegiales, la defensa local estuvo en el ritmo habitual, sólo que esta vez acompañada al unísono por una efervescencia ofensiva inhabitual, con 20 puntos en 7 minutos, con los tiradores exteriores en vena y Savanovic ya echando humo en su muñeca. La combustión cajista bajó por tramos las llamaradas. Es imposible mantenerse a revienta calderas en defensa 40 minutos.

Esos huecos los aprovechó Estudiantes para ir agarrándose al partido con el impulso de Carlos Suárez, la manita de Germán Gabriel y en general con la superioridad de sus pívots. El Cajasol se desvió por fases de su filosofía, aplicándose a un intercambio de canastas producto de la obnubilación a la que debió llevarle su facilidad en ataque del inicio. Pero la realidad cayó a peso, porque Estudiantes también alcanzó un buen nivel defensivo y el partido quedó en el aire (59-57) justo cuando Savanovic se asociaba menos con el juego, y le apuraban las faltas. Ahí apareció Andrés Miso, que sigue engalanando su temporada. Siete puntos en el último cuarto del ex colegial aderezados con una buena defensa, el guía que se necesitaba. Como aquella tarde de chirigotas, San Pablo cantó a su equipo por novena ocasión consecutiva: Tú sí que vales, Cajasol, tú sí que vales.

 

83 - Cajasol (25+22+17+19): Satoransky (9), Tyrone Ellis (8), Kirksay (3), Savanovic (29), Triguero (8) -cinco inicial-, Burger (-), Calloway (7), Sastre (-), Andrés Miso (15), Xavier Rey (-) y Radenovic (4).

78 - Asefa Estudiantes (13+26+20+19): Albert Olivert (3), Lofton (11), Carlos Suárez (8), Caner-Medley (11), Petar Popovic (9) -cinco inicial-, Daniel Clark (12), Granger (7), Germán Gabriel (14) y Javier Beirán (3).

Árbitros: Pérez Pérez, Araña y Pérez Niz. Eliminaron por cinco faltas personales al local Savanovic (m.38) y al visitante Lofton (m.40).

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos 7.200 espectadores.


  • 1