Local

Se apuñala frente a la Policía para que donen sus órganos

Un hombre de 50 años se apuñaló la mañana del sábado a las puertas de la Jefatura de la Policía Local, en la Cartuja, para intentar que lo detectaran a tiempo de salvar sus órganos. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 07:30 h.

TAGS:

Un hombre de 50 años se apuñaló la mañana del sábado a las puertas de la Jefatura de la Policía Local, en la Cartuja, para intentar que lo detectaran a tiempo de salvar sus órganos, que deseaba que se aprovecharan siendo donados a personas que los necesitaran. Al final fue trasladado con vida al hospital.

El suceso se produjo pocos minutos después de las ocho de la mañana, cuando una pareja de motoristas que salía de Jefatura para realizar un servicio de venta ambulante vio al hombre desplomarse en la calle Marie Curie, justo a las puertas de su sede. Al acercarse comprobaron que llevaba un punzón hundido en el pecho, a la altura del corazón. Aunque al principio temieron que fuera víctima de un intento de asesinato, la realidad fue aún más sorprendente: el hombre se había apuñalado a sí mismo delante de la Policía porque quería asegurarse de que lo trasladaban a tiempo de que sus órganos pudieran ser trasplantados a otras personas, según explicaron ayer fuentes policiales.

El hombre llevaba encima, según adelantó el diario El Mundo, una carta en la que explicaba sus intenciones y las causas que lo movían a tomar esta decisión. Identificado como A.Z. y de origen italiano, aunque con varios años de residencia en Sevilla, estaba separado de su mujer y de su hijo, que viven en la ciudad italiana de Milán, y atravesaba una depresión que lo había llevado a intentar quitarse la vida. Al final no logró su objetivo por la rápida llegada del 061, ya que, al igual que la Policía Local, también el servicio de emergencias tiene su sede en la Cartuja, a pocos metros del lugar en el que ocurrieron los hechos.

El individuo llegaba a contar en la carta que llevaba encima detalles personales como que vivía en el Centro de Sevilla, cerca de la Alameda, y que agradecía a su casero el trato que le había dado.

Detallaba que su intención era suicidarse y donar sus órganos, y que por eso había decidido matarse clavándose un punzón en el corazón, lo que no habría afectado al resto de sus órganos vitales.

Con vida. Sin embargo, aunque ajustó bien detalles como la hora a la que los agentes salen de servicio desde la Jefatura y fue capaz de incrustarse el arma en el pecho hasta la empuñadura, no acertó en el corazón y por eso no sufrió una muerte inmediata. Eso, junto a la cercanía de la sede del 061 que seguramente tampoco había previsto, hizo que finalmente pudiera ser trasladado con vida en una ambulancia al cercano hospital Virgen Macarena.

  • 1