miércoles, 24 abril 2019
17:40
, última actualización
Cultura

Se busca director políglota y universitario para el CAAC

Cultura cierra el 30 de enero este «concurso no oficial» no publicado en BOJA

el 18 ene 2010 / 20:48 h.

Acto de despedida del CAAC de Jose Lebrero.
-->--> -->

La sustitución de José Lebrero como director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) va camino de cerrarse definitivamente en un proceso, como poco, peculiar. Si ya fue original el modo en el que fue destituido Lebrero, con un cese publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) "con carácter retroactivo" -ya que se aprobó una semana después de que éste ya fuera nombrado nuevo regidor del Museo Picasso de Málaga-, la historia continúa.

La Consejería de Cultura convocó el pasado 22 de diciembre el "concurso" para elegir al nuevo director del CAAC, que permanecerá abierto hasta el próximo 30 de enero con la idea de que la elección culmine antes del 15 de febrero. Sin embargo, a pesar de tratarse, según se anunció en su día, de un "concurso público", los interesados no podrán encontrar las bases de este certamen en el BOJA, ya que el departamento que dirige Rosa Torres ha preferido darle publicidad sólo en la página web del centro y en los medios de comunicación.

Al margen de este detalle, gracias a estas bases ya se conocen los requisitos que se pedirán a los candidatos. En concreto, deberán poseer la nacionalidad española o de un país miembro de la UE. Deberá tener un título universitario o equivalente, ser especialista en artes visuales, cultura y pensamiento contemporáneos, así como acreditar experiencia en el campo de la gestión artística y cultural.

Se valorarán sus trabajos científicos en torno a las prácticas artísticas contemporáneas, la experiencia y conocimientos en el contexto internacional de las artes y la capacidad de representar al museo en ámbitos internacionales.

Los candidatos deben también poder demostrar sus dotes de liderazgo, comunicación y negociación, así como de planificación, y se valorará la capacidad de motivar e inspirar al equipo humano de trabajo.

En cuanto a los idiomas, el nuevo director deberá dominar el castellano y el inglés, y tener conocimiento medio alto del francés.

La selección de las candidaturas será llevada a cabo por un comité evaluador formado por los miembros de la comisión técnica del CAAC, que valorará los méritos y proyectos de los aspirantes. En una segunda fase, esta misma comisión "efectuará las entrevistas que crea pertinentes, y elevará las propuestas que estime pertinentes a la Consejería de Cultura para la elección de la candidatura que lleve al Consejo de Gobierno para su nombramiento".

Es decir, como ya apuntó Pablo Suárez, la decisión final no la tendrá el jurado de éste concurso, sino la consejera de Cultura, Rosa Torres, quien tendrá la última palabra. Una vez elegido el nuevo director del CAAC, todas las personas e instituciones públicas implicadas en este proceso de selección de candidatos estarán obligadas "a garantizar la absoluta confidencialidad de todos los datos personales y profesionales" de los aspirantes, lo que garantiza la discreción del proceso.

Cualquier interesado que desee conocer con más detalle los requisitos solicitados para poder ocupar este puesto público, deberá dirigirse a la web del CAAC.

"Ésta es una convocatoria pública que se difunde a través de la web y los medios de comunicación. No es un concurso oficial y, por eso, no se publica en el BOJA", explicó a este periódico el servicio de prensa de la consejería, que no precisó si esto supone alguna diferencia con respecto a otros concursos públicos que sí publican sus bases en los boletines oficiales de las diferentes administraciones.

El anuncio de este concurso se ha colgado exclusivamente en la página web del CAAC y se ha difundido -según indicó Cultura- en los medios de comunicación, a pesar de que cuando el director general de Museos de la Consejería, Pablo Suárez, anunció que sustituiría por concurso a Lebrero, dijo se convocaría a través del BOJA, como sucede con los concursos públicos.

Sea como fuera, por "concurso no oficial" o "convocatoria pública", el CAAC volverá a tener una cabeza visible antes del 15 de febrero, que deberá iniciar una nueva etapa en el centro que se enfrenta a retos como la ampliación de su colección, el recorte presupuestario o el cambio de fechas de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo.

El nuevo director del CAAC cobrará, al igual que Lebrero, unos 50.000 euros brutos anuales, una retribución menor a la de la mayoría de instituciones culturales de este tipo en España y en el resto de Europa.

Así, mientras que en centros como el Reina Sofía de Madrid o el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA), el salario de sus directores es de 120.000 euros anuales -el sueldo en el Picasso de Málaga también es superior-, el CAAC mantiene estipulado un salario de 50.000 euros, cantidad que puede resultar poco atractiva a grandes figuras del arte contemporáneo. La Consejería de Cultura ya planteó años atrás elevar esta cantidad, pero finalmente no lo hizo.

  • 1