Deportes

Se concreta la cesión de Lima al Flamengo

Seis días hace que William Lima abandonó la concentración verdiblanca en La Manga, y cinco desde que el CR Flamengo anunciara oficialmente que el central de Sao Paulo se incorporaría como cedido a las filas rubronegras. El Real Betis por fin ha dado oficialidad a la operación.

el 16 sep 2009 / 07:25 h.

Seis días hace que William Lima abandonó la concentración verdiblanca en La Manga, y cinco desde que el CR Flamengo anunciara oficialmente que el central de Sao Paulo se incorporaría como cedido a las filas rubronegras, el Real Betis por fin ha dado oficialidad a la operación.

"El Real Betis Balompié y el Flamengo han llegado a un acuerdo para la cesión por una temporada de William Lanes de Lima, que permanecerá así esta campaña en la liga brasileña", rezaba el comunicado insertado por el club en su página web oficial.

De esta manera, el defensa central que llegara el Betis en el verano de 2007, se marcha en busca de minutos a uno de los grandes equipos de su país. De hecho, según un estudio del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística, la del Flamengo es la torcida más numerosa de su Brasil, y una de los mayores de todo el mundo. Además, el Flamengo se ha anotado este año 2009 su 'quinto tricampeonato', es decir, su tercera victoria consecutiva de la Liga Carioca -el campeonato del estado de Rio de Janeiro-.

El Real Betis anunció además que no se ha incluido una opción de compra en el acuerdo con el equipo brasileño, y es que los técnicos de la entidad heliopolitana tienen confianza en que el joven central de 24 años incorporado del Atletico Mineiro, explote en la entidad rubronegra y pueda dar, en un futuro, sus mejores prestaciones en el centro de la zaga verdiblanca.

CASI INÉDITO EN EL BETIS.

Desde luego que el central paulista necesita minutos para terminar de explotar como jugador. En el Betis no ha tenido demasiadas oportunidades, y sólo jugó diez encuentros en dos años. En su primera temporada formó nueve veces, pero en la pasada cayó definitivamente en el ostracismo, jugando sólo 36 minutos contra el Barcelona en todo el ejercicio.

  • 1