sábado, 20 abril 2019
02:03
, última actualización
Local

Se disfrazaban de policía para atracar naves industriales

Seis detenidos de un grupo que asaltaba domicilios y naves industriales vestidos con uniformes policiales.

el 30 jul 2014 / 12:26 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha detenido a seis personas de nacionalidad española en Madrid, Málaga, Huelva y Toledo que pertenecían a una organización criminal dedicada a cometer robos con violencia en naves industriales vestidos con uniformes policiales. Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, los arrestados en la denominada operación "Calada", están imputados por pertenencia a banda organizada, robos con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, robos con fuerza, usurpación de funciones, atentado y falsificación de documentos. En la operación se han realizado cinco registros en domicilios y se han intervenido una pistola, un revólver, tres escopetas, un rifle y una pistola simulada, además de uniformes policiales, luces prioritarias, bridas y grilletes con los que cometían los asaltos. 25 ROBOS CON VIOLENCIA La investigación comenzó en febrero de este año a raíz de dos robos que se produjeron por el procedimiento del butrón en una empresa de la localidad de Viator (Almería), tras lo que los agentes descubrieron una red que podría estar implicada en 25 robos perpetrados con violencia e intimidación en varias empresas y domicilios de Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga, Almería, Huelva y Guipúzcoa. La organización planeaba los robos en una vivienda de la aldea de El Rocío (Huelva), en cuya chimenea ocultaba las armas y la vestimenta policial. Para cometer los robos, el grupo sustraía vehículos para sus desplazamientos y el transporte de la mercancía robada. Incluso llegaron a apropiarse de una retroexcavadora, que emplearon para empotrarla contra las paredes de una de las naves que asaltaron. SIMULARON UN REGISTRO CON CHALECOS DE LA GUARDIA CIVIL En uno de los robos cometidos en un caserío de la localidad de Segura (Guipúzcoa), los detenidos se personaron en la vivienda provistos de chalecos identificativos de Guardia Civil, y manifestaron a los propietarios que iban a realizar un registro por blanqueo de dinero. Tras acceder a la vivienda y maniatar a los moradores, se apropiaron del dinero que había en el domicilio. En otra ocasión, dos de los arrestados se presentaron en las oficinas de una empresa de la localidad de Atarfe (Granada) ataviados con uniformes de policía local. Tras franquear la puerta, provistos de armas de fuego, maniataron a los empleados. En este asalto, tuvieron que huir del lugar al detectar presencia policial que se aproximaba a la nave. UN GRUPO PELIGROSO La Guardia Civil ha destacado la peligrosidad del grupo desmantelado, ya que hacía uso de las armas de fuego si era necesario, como demostraron en marzo cuando cometieron un robo en Huelva y en la huida se enfrentaron a tiros con agentes del Cuerpo Nacional de Policía que habían iniciado su persecución. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y agentes de las Comandancias del mismo Cuerpo de Almería, Málaga, y Huelva. Debido a la peligrosidad de los detenidos, en la fase de explotación de la operación se contó con la colaboración de la Unidad Especial de Intervención de Guardia Civil (EUI), especialistas en neutralizar delincuentes altamente peligrosos.

  • 1