domingo, 24 marzo 2019
12:23
, última actualización
Cofradías

Los abonados que ceden su silla de la Carrera Oficial se duplican en un año

El Consejo de Cofradías recibe peticiones como para montar una Carrera Oficial y media. Han sido 6.379 solicitudes, lo que equivale a una demanda de aproximadamente 20.250 asientos.

el 06 feb 2014 / 15:41 h.

TAGS:

sillawebEl Consejo de Cofradías se está topando de unos años para acá con un serio problema a la hora de adjudicar los asientos de la Carrera Oficial: el número cada vez más creciente de abonados que deciden, año tras año, fundamentalmente por razones económicas, ceder su silla al Consejo sin que por ello pierdan la titularidad de su abono. Este año el número de asientos cedidos casi se ha duplicado con respecto al año pasado. Las cesiones alcanzan los 1.389 asientos, un 94% más que en 2013. Estos 1.389 asientos compondrán el grueso de la bolsa de sillas que entrará en sorteo dentro de unas semanas para su adjudicación entre las nuevas peticiones recibidas. Sin embargo, ninguno de sus nuevos ocupantes podrá acceder a su título en propiedad. El Reglamento de uso y adjudicación de sillas y palcos de la Semana Santa, que entró en vigor en 2003, reconoce el derecho del abonado a ceder temporalmente su asiento, bien al propio Consejo o bien a un tercero, año tras año y de manera indefinida sin que por ello pierda su titularidad. El tesorero del Consejo de Cofradías, Tomás Vega, considera que “en el futuro habrá que regular esta cuestión de alguna forma para dar mayor entrada a nuevos abonados”. De hecho, la institución cofradiera debatió en noviembre una propuesta para limitar a un máximo de dos años el derecho de cesión del abono, pero no prosperó. Sobre la mesa también quedó una propuesta de cobrar un canon del 5% del valor del abono a los titulares que hicieran uso del derecho de cesión, medida que buscaba compensar los gastos de nueva tramitación administrativa que acarrea la readjudicación de ese abono. “Si los que ceden año tras año su asiento no pierden su titularidad no podemos dar entrada a nuevos abonados”, se queja Vega. Por el contrario, este año ha descendido el número de sillas que han quedado libres por no renovación dentro del plazo estipulado. Han sido un total de 148 sillas, por 185 el año pasado. Las sillas cedidas y las perdidas se localizan principalmente en la Avenida de la Constitución, y sólo en algún caso aislado en sitios tan cotizados como la Campana y la calle Sierpes. También se ha incrementado este año hasta un 19% el número de nuevas peticiones. Han sido 6.379, lo que a una media de tres sillas por solicitud equivale a una demanda de aproximadamente 20.250 sillas, cifra que sobrepasa con creces la mitad del aforo actual de la Carrera Oficial, estimado en 34.000 asientos. Este año se han cedido 54 palcos al Consejo, uno más que en 2013. LA CRISIS JUSTIFICA LA MAYORÍA DE LAS CESIONES ¿Qué causas justifican que se haya duplicado en un año el número de abonados que deciden ceder su silla en la Carrera Oficial? El tesorero del Consejo de Cofradías, Tomás Vega, lo tiene claro. Asegura convencido de que detrás de estas cesiones hay "fundamentalmente una causa económica”. “La verdad es que en estos casos concurren todo tipo de circunstancias, aunque sin duda alguna la principal es la cuestión económica. La silla más cara en la Campana, por ejemplo, vale 147 euros. En el momento en que una familia tenga cuatro sillas, la cosa se va casi a los 600 euros”, ilustra este miembro del Consejo. “El abonado está protegido por el reglamento, que le reconoce un derecho para ceder su asiento de manera indefinida sin que por ello pierda la titularidad de su abono. ¿Qué es lo que ocurre? Que la gente, antes que exponerse a no renovar el abono y perderlo, prefiere cederlo, por eso están creciendo tanto las cesiones”. Lógicamente, no todas estas renuncias anuales se justifican por la crisis. “Habrá quien decida cogerse las vacaciones en Semana Santa y, a lo mejor, por un año prefiera emprender un viaje y ceder sus asientos. Otra causa que podría explicar por qué se han incrementado tanto las cesiones es la “mala racha” meteorológica que está afectando a la Semana Santa en sus últimas ediciones. “Llevamos unos años muy negativos en cuanto a la lluvia y habrá personas que ciertamente se lo piensen mucho antes de realizar una inversión tan cuantiosa. Si al menos tuvieran la garantía de que no va a llover...”, expone el tesorero del Consejo de Cofradías. El sorteo para la adjudicación de los asientos que han quedado libres se realizará dentro de dos semanas.

  • 1