Local

Sé hacer una integral, pero nada del Congo

Desde hace décadas la República Democrática del Congo ha sido una fábrica de muertos. El día de hoy no nos asombraría a nadie si supiéramos qué hizo en la zona el rey belga Leopoldo II, en qué medida Bélgica...

el 15 sep 2009 / 20:07 h.

Desde hace décadas la República Democrática del Congo ha sido una fábrica de muertos. El día de hoy no nos asombraría a nadie si supiéramos qué hizo en la zona el rey belga Leopoldo II, en qué medida Bélgica intentó controlar al menos las minas congoleñas en su independencia o cómo EEUU provocó el golpe de estado que impuso una sangrienta cleptocracia en la zona a manos del apadrinado dictador Mobutu.

Hablamos no sólo de diamantes y otras riquezas suculentas, sino también de uranio y del nuevo oro del momento: el coltán. Fue también EEUU quien patrocinó a las tropas de Ruanda y Uganda que intentaban controlar las minas del país cuando Mobutu dejaba de suministrar garantías.

La insoportable crisis humanitaria, la miseria, la guerra, los refugiados... nada de ello tendría sentido si los países más desarrollados de Occidente no tuvieran intereses en la zona ni negociaran con armamento.

Discutimos sobre la religión en las aulas o la educación para la ciudadanía. ¿Qué tal si fuera protagonista y obligatoria una ininterrumpida asignatura sobre historia del mundo, desde primaria hasta la educación superior? De repente, las noticias tendrían sentido.

  • 1