jueves, 21 marzo 2019
16:47
, última actualización
Local

¿Se mueven los abertzales?

Otra declaración defiende un proceso democrático sin condenar la violencia.

el 25 abr 2010 / 18:47 h.

TAGS:

EA y la izquierda abertzale se manifiestan juntos en Irún en el último Aberri Eguna.

La izquierda abertzale no deja de lanzar mensajes en los últimos meses a favor de iniciar un proceso democrático, siguiendo la vía política. El sábado lo volvió a escenificar con la lectura de un comunicado en Pamplona, don-de fue algo más allá al culpar tanto al Gobierno español por su "actuación represiva" y a ETA "por la reanudación de las acciones armadas" de bloquear el diálogo

Esta crítica a la banda terrorista, sin embargo, no fue acompañada de una condena a la violencia, siguiendo la misma línea de la declaración de Alsasua y de la resolución Zutik Euskal Herria, dos propuestas que también apuestan por el diálogo, aunque no censuran expresamente la lucha armada.Estos documentos al menos sí revelan que en el seno de la izquierda abertzale algo se mueve y que la cuerda se está tensando entre los que abogan por la vía política y los que siguen defendiendo a capa y espada mantener las armas en alto. Y es que el sector más duro se mantiene firme en sus ideas. En enero pasado ETA no dudó en rubricar un comunicado en el que abogaba por mantener la "lucha" y rechazaba una tregua. Esta declaración se realizó en contestación a la declaración de Alsasua y un mes antes de la resolución Zutik Euskal Herria, esta última no tuvo réplica por parte de una banda duramente golpeada en el último año con el descabezamiento en varias ocasiones de su cúpula y con las últimas detenciones de varios de sus abogados que, según el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, servían de enlaces entre los presos de ETA y la dirección de la banda.

De hecho, varios documentos incautados a una de las últimas detenidas, Naia Zurriarian, dejan más que patente que se ha abierto una herida entre los diferentes sectores de la izquierda abertzale. En estos papeles representantes del colectivo de presos de ETA (EPPK) critican la "disidencia" del ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, e incluso le amenazaron con expulsarle porque su posición a favor del diálogo "está creando un mal ambiente". Este colectivo censura a los presos de Batasuna por "transmitir al resto de reclusos que la línea a seguir no va a ser la marcada en el informe Mugarri, que aboga por mantener la lucha armada como instrumento para presionar al Estado y supedita a la estrategia de la izquierda abertzale a la que mantenga la banda terrorista.

Ahora con el manifiesto de Pamplona del sábado la izquierda abertzale ha dado un nuevo paso a favor de la vía pacífica, pero ahora habrá que esperar la reacción de ETA. Si calla o apuesta por tensar aún más la cuerda, lo que puede acabar en una nueva escisión.

Tampoco está demasiado claro si los pasos que está dando la izquierda abertzale se están haciendo con miras a las elecciones municipales de 2011 con el objeto de colarse a través de algún resquicio legal en los comicios. Si esta estrategia les falla sería la primera vez que no concurran listas abertzales en unas elecciones municipales.
reacciones. De todos modos su estrategia no convence a los partidos democráticos. Hasta el PNV les emplazó ayer a "darse cuenta de que son ellos los que tienen que asumir su mayoría de edad" y a que dé los "pasos suficientes" para "vivir solamente" del ejercicio de la política. El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, reiteró que "es necesario que la autodenominada izquierda abertzale dé los pasos suficientes para poder vivir solamente en el ejercicio de la política".

Más escéptico fue el ex presidente del EBB del PNV Xabier Arzalluz quien afirmó que se le hace difícil "pensar que ETA diga que deja las armas", pero destacó que en la izquierda abertzale están "optimistas". Mientras que el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, criticó que la izquierda abertzale ilegalizada crea que "el pueblo puede esperar" y que "debe ajustarse a su ritmo" político, puesto que, a su entender, "la ecuación es diferente" y "el respeto se le debe al pueblo y no al revés".

Por su parte, la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, dijo que la izquierda abertzale debería "atreverse" a pedir a ETA "que deje la violencia, de una vez y para siempre, si realmente" quiere una salida política. En el mismo sentido se posicionó el ministro de Fomento, José Blanco, al advertir a la izquierda abertzale de que, "o condena la violencia, o está condenada a la ilegalidad".

Los populares también fueron críticos con la declaración de Pamplona porque cualquier comunicado "siempre tiene que pasar" por la "condena explícita de la violencia y de todo lo que tiene que ver con ETA", dijo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

  • 1