Local

"Se puede hacer buena ciencia con relativamente poco dinero"

Investigadora de la Pablo de Olavide. Esta científica ha logrado un proyecto europeo de 1,4 millones de euros para diseñar "materiales a la carta" para las empresas.

el 21 ene 2012 / 20:51 h.

TAGS:

El grupo de investigación de Sofía Calero trabaja en el edificio 22 del campus de la Pablo de Olavide. / J.M. Paisano (Atese)

Detrás del discurso de Sofía Calero no hay arrogancia, no se engañen. Esta joven investigadora afincada en la Olavide llama a las cosas por su nombre. Y en su caso, las cosas son éxito, reconocimiento y recompensa. La UE le ha concedido 1,4 millones para un proyecto que busca mediante técnicas avanzadas de simulación molecular el diseño de nuevos materiales de interés industrial y tecnológico. El dinero procede del prestigioso y competitivo programa Starting Grant, al que solo han podido acceder unos pocos. Sofía regresó hace seis años a España con un beca Ramón y Cajal, y seis años después dirige proyectos que rondan los dos millones de euros. Juzguen ustedes mismos.


-Con el negro panorama que ha pintado el Gobierno para la investigación, ¿Europa es el único reducto al que pueden acudir para financiar sus proyectos?

-No. Yo estoy recibiendo dinero del plan nacional también. De la que no recibo dinero desde 2007, porque todos los proyectos que he presentado me los ha denegado, es de la Junta. No les gusto, qué le vamos a hacer. Los argumentos además que utilizan para rechazar mis proyectos son que tengo bajo nivel de internacionalización. Y de repente me dan una Starting Grant que nos pone en el top ten europeo de investigación. Les comenté a los responsables andaluces de Universidades que a lo mejor tenían que repensar el sistema.

-Y pese a todo nunca ha pensado en irse de Andalucía.

-Uf, muchas veces. Si fuera por la Junta me habría marchado, pero la Olavide está apostando por mí.

-El proyecto es un balón de oxígeno para sus próximos cinco años pero ¿cómo podrán los jóvenes investigadores sobresalir en un contexto como éste?

-Aunque se recorte, siempre se puede sobresalir. También me parece que, si queremos salir de ésta, tenemos que apostar por la investigación, aunque es verdad que en España ha habido mucho del café para todos, y eso no es bueno. Hay muchos investigadores y deben darnos dinero porque para eso nos han traído aquí. Pero la política del café para todos no es buena.

-¿Cuáles son los ingredientes para despuntar en I+D?

-La financiación no es el único. Se puede hacer buena ciencia con relativamente poco dinero, aunque llega un momento en el que, si quieres despuntar, necesitas una inyección fuerte de dinero. Pero, al principio, solo hace falta una buena idea. También, todos los científicos que hemos despuntado, en algún momento, hemos salido de España. En mi campo, el de la Química, desde luego.

-¿Cómo convenció a la UE?

-El truco está en encontrar algo en lo que los demás no puedan, no sepan o no tengan medios para hacerlo. He encontrado un vínculo entre la empresa, el experimento y la simulación molecular. Ese quizás ha sido mi punto fuerte.

-¿Ha sido esa falta de conexión entre empresas e investigadores la gran rémora en España?

-No, no lo creo. Lo que creo es todo lo contrario: que se está tendiendo demasiado a la aplicación. A veces se olvidan de que hay que construir los cimientos antes que el tejado, hacer investigación básica. No todo en ciencia son patentes. Además, una patente que no está en explotación no sirve para nada. Yo puedo patentar un bolígrafo que no escriba; otra cosa es que eso sirva para algo.

-¿No le tientan de fuera?

-Claro, y cada vez más, pero también soy consciente de lo que tengo aquí. Tengo ofertas muy tentadoras pero lo estamos haciendo bien aquí; así que la Olavide es tan buena como cualquier otra para hacer mi ciencia. ¿Por qué lo voy a hacer mejor en Holanda?

-¿Qué persiguen conseguir dentro de cinco años?

-En las reuniones que tengo con empresas, siempre tienen la misma inquietud: necesitan un material específico para un proceso productivo. Nuestro objetivo es conseguir materiales a la carta. A largo plazo: dentro de cinco años está la siguiente beca de tres millones de euros... Habrá que ir a por ella. Es factible.

-¿Existe una política clara sobre investigación en este país?

-¿De qué existe una política clara en este país? ¿Y en educación? Porque vaya desastre. ¿En sanidad?

-¿Cuál es su modelo idóneo?

-No conozco ningún país ni ninguna universidad que tenga un modelo perfecto. En EEUU me gusta que no permiten la endogamia. Una vez que te doctoras, no puedes volver a tu universidad. Una cosa negativa es que si tienes un bajón te vas a la calle. En Holanda, que es donde he aprendido más, tienen una visión más abierta. No se van tanto por las ramas burocráticas. Esto te hace perder mucho tiempo aquí. Además, te conceden el proyecto y te dan el dinero. Los de la Junta son tremendos. Me consta que los que recibieron proyectos de excelencia hace dos años, aún no tienen el dinero. No tiene mucho sentido.

-¿Ha renunciado a mucho?

-Quiero pensar que no he renunciado a nada. No me arrepiento de nada.

-¿Es más difícil para las mujeres?

-Lo es pero porque es más difícil que te tomen en serio, sobre todo cuando empiezas. A veces me molesta lo de la discriminación positiva. Para mí es un problema que me llamen para un tribunal por el hecho de que es necesaria la paridad. Te pasas épocas de tribunal en tribunal. Eso es injusto. Yo no tengo la culpa de que no haya más mujeres. Lo de la paridad me complica la vida.

-¿Hay relevo en la ciencia?

-Con las becas Ramón y Cajal lo había. Fuimos un soplo de aire fresco, pero también es verdad que este sistema no puede durar eternamente. Todavía no ha salido el programa, pero, si lo han quitado, lo que espero es que haya algo.

-Lo que parece claro es que el Gobierno se ha gastado un dinero en formar a investigadores que ahora no van a volver a España. ¿Eso es despilfarro?

-Eso es un hecho. Tendrán que inventar algo para evitar esto.

-El mensaje que se envía es que España no es apetecible.

-Esto nunca lo ha sido. Ni siquiera con la Ramón y Cajal. Cuando me vine, mi sueldo se rebajó a la mitad con respecto a lo que yo estaba ganando en Holanda. Esto no es apetecible para nadie.

-¿La ciencia en España se hace por amor al arte?

-Los sueldos en España son muy bajos con respecto a los de Europa. Son de risa. Si te vienes a España es porque eres español y tienes amor a la patria, por la familia o porque no tienes nada fuera, lo que tampoco es bueno porque significa que no has despuntado. Con este proyecto me han dado dinero para contratar a posdoctorados. Pues no encuentro a nadie de fuera que quiera venirse con ese sueldo, de 35.000 euros frente a los 45.000 del resto de la UE. Por eso no se entiende muchas veces que nos quedemos aquí.

  • 1