Cofradías

Se reducen a un tercio en cuatro años los niños bielorrusos que vienen a Sevilla

El jueves llegará la avanzadilla de un contingente que este año alcanza los 228 niños

el 24 jun 2013 / 21:47 h.

TAGS:

wthqhq4hPasado mañana, jueves, llegará a Sevilla la primera avanzadilla de niños bielorrusos para participar en el programa de acogida y saneamiento en cuya organización se involucran cada año más de una veintena de hermandades y asociaciones. Este verano serán 228 los niños que llegarán del Este para escapar durante mes y medio de la radioactividad que envenena la zona de Chernobil desde la catástrofe nuclear de 1986, cuando la explosión de un reactor cambió de forma radical la vida de millones de personas. Con edades comprendidas entre los 7 y los 17 años, el contingente de niños bielorrusos que participa en este programa ha vuelto a sufrir una merma importante en esta edición. El año pasado, sin ir más lejos, la Confederación de San Cirilo y Metodio, que reúne a las hermandades y asociaciones participantes en este gran proyecto social, logró movilizar a 302 familias de acogida para otros tantos niños, mientras que en 2011 los tramos de niños rubios y mirada azul sumaron unos 400 efectivos. Lejanos quedan ya años como el 2009, cuando se organizó la expedición más nutrida –un total de 738 niños– de cuantas han promovido las hermandades desde que en el año 2001 la hermadad del Cachorro iniciara este programa de acogida trayendo a los primeros 25. El presidente de la Confederación de los santos Cirilo y Metodio y todavía hermano mayor de Monte-Sión, Rafael Buzón, asiste con preocupación al notable descenso en el número de niños que de unos años a esta parte sufre este programa. A su juicio, en este “importante bajón” no sólo influyen las circunstancias derivadas de la crisis económica, sino también la decisión de las familias de acogida de no repetir con otro niños una vez que el pequeño o la pequeña que han adoptado durante varios veranos cumple la mayoría de edad, circunstancia que hace inviable su continuidad en este programa. A ello, explica la vocal María Ángeles Muñoz, se suma el hecho de que las parejas contraigan matrimonio a más alta edad, lo que también influye en la bajada de peticiones de niños para su acogida temporal. Este año son 21 las hermandades y asociaciones implicadas en este programa –17 de ellas cofradías de la capital–, un largo listado entre el que ha causado baja en esta edición la hermandad del Gran Poder. Los niños, procedentes de Minsk, llegarán de forma escalonada a Sevilla a partir del jueves en tres vuelos, acompañados de sus monitoras. Durante su estancia en tierras sevillanas, los pequeños respiran aire puro y comen de forma sana lo que, según la Organización Mundial de la Salud, les permite acrecentar su esparanza de vida entre un año y medio y dos años. Rafael Buzón no pierde la esperanza de que las peticiones de acogida temporal vuelvan a remontar, por lo que realiza un llamamiento a las hermanaddes y familias interesadas en este programa a que acudan el próximo 4 de julio al acto ecuménico de bienvenida a los niños que se celebrará en la Basílica de María Auxiliadora y que será oficiado por un sacerdote católico y un archimandrita (sacerdote ortodoxo). Durante el periodo de estancia en Sevilla, los pequeños realizan algunas actividades comunes, como una excursión a la playa de la Victoria de Cádiz, y reciben asistencia bucodental gratuita.

  • 1