Local

Se reparten 250 cestas de alimentos a inmigrantes de los semáforos y a familias necesitadas

el 22 dic 2012 / 11:50 h.

TAGS:

La Asociación Monte Horeb de Sevilla, brazo social de la iglesia cristiana evangélica del mismo nombre del Polígono San Pablo, ha vuelto a poner en marcha por cuarto año consecutivo la campaña 'Navidad en los semáforos', con la que pretende repartir caso 250 cestas de alimentos entre los inmigrantes que se ganan la vida a diario junto a estas señales de tráfico. Este sábado tiene lugar la segunda jornada, después de un primer reparto este viernes.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de esta asociación, Miguel Ángel Prado, ha explicado que esta iniciativa consiste en "buscar recursos y hacer gestiones" con el fin de poder llenar estas cestas "no sólo con artículos navideños, sino también con otros alimentos de primera necesidad". De hecho, la recogida de alimentos la "terminamos este mismo viernes, que nos citaron en las fábricas de Estepa para recoger excedentes", añade.

Y es que estas cestas, que se preparan en cajas a modo de regalo navideño, pesan unos 15 kilos y contienen productos básicos y de primera necesidad como "aceite, leche o arroz", entre otros. Una vez preparadas, se reparten entre estas personas inmigrantes que "están vendiendo pañuelos en los semáforos", para que todos tengan un regalo durante estas fiestas, y "este año. Además, este año, entre 60 y 70 de estas cajas se están distribuyendo entre familias del Polígono San Pablo, de las que sabemos que están en situación de necesidad".

Al hilo de lo anterior, Prado ha destacado que "hay mucha más demanda que otros años, de manera que hemos visto disminuido un poco los recursos, pero esto se ha compensando con la repuesta económica de varias iglesias evangelistas más y familias que permitieron que el jueves por la tarde se pudiera hacer una compra de casi 2.000 euros en alimento". Además, han contado con la colaboración de Obra Social 'La Caixa' que ha contribuido con una "buena" aportación de alimentos.

Prado ha recordado la expresión "de sorpresa" que muestran estas personas al recibir la cesta. "Ellos nos reciben con expresión de grande sorpresa porque la mayoría está acostumbrado a arrancar una moneda con una sonrisa" a los conductores, ha afirmado. No obstante, ha añadido que "cuando se para un coche y se bajan dos jóvenes que llevan una caja, que es un regalo para esta Navidad, se quedan sorprendidos". De hecho, ha insistido en que "la primera reacción es de sorpresa y después de una profunda gratitud".

  • 1