Local

Se suspende sin fecha la declaración del quinto imputado por el crimen de Valme

El abogado defensor tiene un juicio al mismo tiempo.

el 01 abr 2011 / 12:24 h.

TAGS:

El Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla ha suspendido sine die la declaración prevista para el próximo 4 de abril del hombre imputado por un presunto delito de encubrimiento dentro de la investigación para esclarecer la muerte de Jesús Ruiz de Castro, el cámara de televisión del programa de Canal Sur 'Andalucía Directo' fallecido el pasado mes de noviembre de 2010 tras permanecer 15 días en coma a consecuencia de la paliza recibida durante la romería de Valme que se celebra en Dos Hermanas.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que la declaración de Eduardo S.M., un hombre de 40 años conocido como El Tortuga y que está casado con una hermana de Concepción P.R., en prisión e imputada en esta causa por un presunto delito de homicidio, estaba prevista inicialmente para el lunes a partir de las 10.00 horas, pero un abogado defensor ha pedido su suspensión por problemas de agenda al tener un juicio en otra provincia ese mismo día.

Tras ello, el juez ha accedido a la petición planteada por el letrado y ha suspendido esta declaración, sin que hasta el momento se haya fijado nueva fecha. La acusación particular entiende que El Tortuga y Antonio R., también imputado en esta causa por encubrimiento, "montaron una trama para saber qué es lo que sabía la Policía del asunto y a quién buscaban, para a continuación dar datos falsos para embrollar el caso y que no buscaran" a los culpables del crimen.

Hay que recordar que, además de Eduardo S.M., por el momento permanecen imputados por su presunta implicación en los hechos un matrimonio compuesto por Francisco Javier A.S., conocido como El Chino, y su mujer Concepción P.R., ambos en prisión provisional imputados por un presunto delito de homicidio, su hijo menor de edad -a quien la Fiscalía de Menores dejó en libertad con cargos- y una cuarta persona, identificada como Antonio R. y a quien se imputa un delito de encubrimiento, aunque fue puesto en libertad.

Por otro lado, las fuentes consultadas por Europa Press han informado de que la Audiencia Provincial de Sevilla ha rechazado, al igual que el Juzgado instructor, la puesta en libertad de Concepción, ya que, en un auto notificado recientemente a las partes, argumenta que "hay indicios de que participó en los hechos, son hechos gravísimos y existe riesgo de fuga", por lo que la imputada permanecerá en la cárcel.

Durante la instrucción del caso, uno de los testigos oculares de los hechos ya relató que los mismos se produjero el 17 de octubre de 2010, cuando el matrimonio imputado participaba en la romería montado en un carro tirado por caballos y, en un momento dado, estuvo a punto de atropellar al cámara, que por este motivo les recriminó su actitud.

Según el relato de este testigo, "sin mediar palabra El Chino propinó una patada tremenda en la cabeza a la víctima" que motivó que este último cayera al suelo. Tras ello, El Chino, su mujer y "otra persona más" se bajaron del carro y comenzaron a propinar patadas y puñetazos al cámara, que "no pudo defenderse en ningún momento", un extremo que, según la acusación particular, "es muy importante, porque va en orden a lo que consideramos que es un asesinato".

Asimismo, y siempre según esta testigo, los implicados en el "asesinato" habrían cogido al cámara por la espalda y lo habrían retenido mientras El Chino "le pegaba puñetazos en la barriga" y "un rodillazo en la cara", todo ello mientras la mujer de El Chino "cogió una navaja y se la puso en el cuello". Otro de los testigos definió al principal imputado como un "tanque" y "un tío enorme con una fuerza brutal".

El periodista, de 49 años y natural de Dos Hermanas, era padre de dos hijos y tenía un nieto, y empezó a trabajar en Andalucía Directo desde su arranque, con la emisión de la Cabalgata de Reyes del año 1998. Sus inicios fueron en la delegación de Canal Sur en Huelva, donde ejerció de ayudante de cámara. Posteriormente, se convirtió en operador de cámara y, realizando esta labor, se pasó cerca de diez años en la provincia onubense. En estos dos últimos años, su labor se desarrolló en Sevilla.

  • 1