Local

Se vende taller de arte sacro

16 propietarios renuncian y apenas queda la tercera parte del polígono ocupada.

el 22 jun 2010 / 14:50 h.

TAGS:

El Parque de Arte Sacro está ya concluido, sólo a la espera de su inauguración.
Un mes después de finalizar las obras, el Parque de Arte Sacro está a punto de entrar en vía muerta. De 114 plazas de talleres que hay en las instalaciones de San Jerónimo, sólo una tercera parte están ocupadas tras presentar ayer la renuncia 16 artesanos que tenían adjudicados 21 talleres. Hay 78 en venta, cifra que además puede aumentar si se cumplen las previsiones de la asociación de artesanos Las Sirenas, que advierte de que cuando finalice esta semana renunciarán otros veinte.

La Delegación de Economía y Empleo pide un ejercicio de responsabilidad e insiste en que no hay razones para que los artesanos presenten sus renuncias; éstos sin embargo responsabilizan al área dirigida por IU y alegan una batería de argumentos entre los que destaca especialmente uno: están teniendo problemas para acceder a las subvenciones de la Junta y buscan rescindir sus contratos para volver a plantearlos de forma que entren a formar parte de un nuevo convenio que sí tenga ayudas.

La consecuencia, en cualquier caso, es que en plena crisis, un edificio que ha costado 28 millones de euros y que respondía a una histórica demanda del sector de artesanos vinculados a las hermandades y a las imágenes está sin inaugurar y con un incierto futuro que puede acabar por un lado en los tribunales y por otro en un replanteamiento de los usos.

Para explicar esta situación hay que remontarse al anterior mandato, cuando se impulsa un proyecto de un edificio exclusivamente para el arte sacro, cuyos talleres estarían financiados en buena medida por el Ayuntamiento, que aporta 11 de los 28 millones que cuesta. Pese a que las obras sufren retrasos -debían haberse inaugurado hace un año- los talleres y las plazas de aparcamiento no se llenan. Nunca se ha rebasado el 50% de ocupación.

Ante esto, se optó por  aprovechar una parte del acuerdo por el que se impulsó el proyecto: la posibilidad de incluir actividades afines como la cerámica, las flores o la joyería, siempre siguiendo un estricto proceso de selección, en el que entraba la asociación de Las Sirenas y cuestiones como la relación con Iglesia y hermandades.

Empleo subraya una y otra vez -y ayer lo volvió a hacer el delegado Carlos Vázquez- que no se ha formalizado contrato alguno de este tipo. Pero la sola posibilidad sirvió a los artesanos para plantear un conflicto en el que se han ido poniendo nuevos argumentos encima de la mesa conforme pasaban las semanas. En mayo se produjo una reunión clave que relata el propio Vázquez: "Nos pidieron que el edificio polivalente tuviera un uso artesanal, y les dijimos que sí. Luego nos plantearon la creación de una gerencia y le respondimos que sí, pero siempre que antes se hubiera creado una comunidad de propietarios. Nos pidieron el cerramiento del parque y le propusimos que se hiciera con un acuerdo global y buscando financiación.

Y, por último, nos exigieron un control de acceso de los usuarios y nos remitimos al acuerdo firmado". Tras esta cita, se sucedieron las declaraciones críticas de los artesanos, ahora centradas en las subvenciones. Consideran que IU les deniega ayudas a ellos que llevan desde el principio y se las ofrece a otros y denuncian un "agravio comparativo". Vázquez lo niega: "Ni damos ni quitamos subvenciones. Sólo podemos mediar, y lo hemos hecho".

IU insinúa que hay motivos ocultos. Y los artesanos defienden sus argumentos: "Ha habido un incumplimiento del contrato. Le están vendiendo talleres a personas ajenas al arte sacro y hay un agravio comparativo entre nosotros y los que vengan después que sí tendrán ayudas", explica el presidente de Las Sirenas, Miguel Santana. Y en las renuncias que han formalizado los primeros 21 talleres hay otro argumento más que tenían asumido desde hace meses pero que les sirve de base jurídica: "Se han incumplido los plazos. Hay un año de retraso".

Y llegados a este punto, ¿qué ocurrirá a partir de ahora? El fututo del parque está por un lado cada vez más cerca de los tribunales. Los 16 titulares que ya han presentado la renuncia -más cuatro que lo hicieron antes por otros motivos y otros que aseguran que lo harán esta semana- han abonado ya un 20% de sus contratos -de 20 a 50.000 euros aproximadamente-. Y en estos se planteaba que una penalización del 35%, a la que Empleo no está dispuesto a renunciar. "Iremos a los tribunales para reclamar este dinero", puntualiza Santana, quien apunta que tienen una oferta firme para iniciar el proyecto en Espartinas.

Pero el edificio sigue ahí. Concluido, diseñado para el arte sacro y sin apenas ocupantes. IU incide en que no cambiará el proceso. Seguirá intentando de que sea un recinto para este sector y confiando en el "efecto llamada" que tenga sobre los artesanos una vez que se inaugure. La semana que viene se inician de hecho visitas guiadas. ¿Pero y si sigue vacío? "Se hizo a demanda del sector, e intentaremos que así siga. Si no, habrá qué estudiar qué hacemos", aclara Vázquez. 

  • 1