Local

Sea usted feliz, si quiere...

A tenor de cómo transcurrieron las cosas en los últimos tiempos, el bético que no pretenda complicarse la vida en demasía con su afición al fútbol puede, si no darse del todo por satisfecho, sí al menos empezar a despejar muchas de las dudas surgidas durante la pretemporada.

el 15 sep 2009 / 11:48 h.

A tenor de cómo transcurrieron las cosas en los últimos tiempos, el bético que no pretenda complicarse la vida en demasía con su afición al fútbol puede, si no darse del todo por satisfecho, sí al menos empezar a despejar muchas de las dudas surgidas durante la pretemporada, coronadas con el horrible encuentro inaugural del curso contra el Recre. No sé cuantos equipos van a estar por encima de los verdiblancos el día que la tabla le eche el candado a la liga, pero sí que queda claro que más de tres van a quedarse viéndole la matrícula a los béticos en el momento del reparto de notas. Por lo tanto, algo, o mucho, ya les decía que va en función de su nivel de exigencia, parece que se ha ganado con respecto a cuando la camisa no llegaba al cuello y los habituales de la causa se aprendían de memoria los rivales que aguardaban en las postrimerías del campeonato a lo peor de cada casa. Siendo conscientes de que la "generosidad" de Jabugo no da para el hombre-gol que abandere el necesario salto de calidad, a poco que las cosas marchen con normalidad y al entorno más cercano no le dé por seguir haciendo de las suyas, es hora de ¿ser felices? desterrando pesadillas tan recientes como reiteradas.

  • 1