Local

Secuestrado cinco días en las Tres Mil por no pagar una deuda

Un conocido al que le debía 6.000 euros lo paró por la calle y le pidió que subiera a su casa, pero no lo dejó salir en cinco días porque quería que pusiera todas sus cosas a su nombre para saldar la deuda. Le ocurrió a principios de marzo a una persona en el Polígono Sur. Hubo tres detenidos, pero el juez lo dejó en libertad.

el 16 sep 2009 / 04:42 h.

TAGS:

Un conocido al que le debía 6.000 euros lo paró por la calle y le pidió que subiera a su casa, pero no lo dejó salir en cinco días porque quería que pusiera todas sus cosas a su nombre para saldar la deuda. Le ocurrió a principios de marzo a una persona en el Polígono Sur. Hubo tres detenidos, pero el juez lo dejó en libertad.

Cuando la víctima subió a la casa, en los bloques conocidos como Los Verdes, su conocido, la pareja sentimental de éste y otra mujer lo rodearon y lo apuntaron con una pistola, un cuchillo de enormes dimensiones y una espada no más pequeña. Amenazándolo, le dijeron que lo matarían si no ponía todas sus propiedades a su nombre y les daba las llaves del coche.

Según el testimonio de la víctima, cuando se negó le propinaron una paliza, lo que se repitió durante todos los días que permaneció retenido contra su voluntad. El encierro comenzó el 3 de abril, a las dos de la tarde, y el propio rehén pudo escapar el 8 de abril por la mañana, aprovechando que sus secuestradores dormían.

La operación, que ha realizado el grupo de Atracos de la Policía Nacional, se inició cuando la víctima denunció los hechos e identificó a los autores: su conocido fue luego identificado como Juan Carlos J.G., de 33 años y con nueve detenciones anteriores por los más diversos delitos -tráfico de drogas, tráfico de armas, estafa, malos tratos...-; Antonia J.M., de 32 años y con ocho arrestos previos -por tráfico de drogas, robo con violencia o estafa, entre otros-; y Carmen L.Z., de 43 años y con una detención por malos tratos. La víctima explicó que durante el tiempo que pasó retenido recibió palizas constantes, golpes con palos y puñetazos. Pero a los cinco días logró escapar cuando sus captores dormían, y fue a la Policía.

Tras dos meses de investigación, el 4 de junio se logró detener a los responsables. En el registro de su piso, que fue el lugar en el que la víctima fue secuestrada, se intervinieron las armas, droga y gran cantidad de dinero. También se recuperaron los objetos robados a la víctima, como las llaves de su vehículo y su documentación. Los detenidos fueron llevados ante el juez acusados de detención ilegal y tráfico de estupefacientes y quedaron libres.

  • 1