Local

Segunda noche de disturbios en Roquetas por una 'pelea banal'

Segunda noche de disturbios en Roquetas tras el asesinato de un senegalés el sábado. El nuevo episodio de violencia ha dejado cuatro detenidos y un agente herido. Las autoridades aseguran que los altercados se iniciaron por una "pelea banal" y no por droga. En las calles del barrio se respiraba ayer una calma tensa.

el 15 sep 2009 / 11:26 h.

TAGS:

Segunda noche de disturbios en Roquetas tras el asesinato de un senegalés el sábado. El nuevo episodio de violencia ha dejado cuatro detenidos y un agente herido. Las autoridades aseguran que los altercados se iniciaron por una "pelea banal" y no por droga. En las calles del barrio se respiraba ayer una calma tensa.

La paz no termina de llegar a Roquetas. El domingo por la noche se desencadenó la segunda jornada de disturbios en el barrio de las 200 Viviendas, donde un día antes moría apuñalado un joven senegalés. Ayer se vivió una tarde tranquila pero tensa.

La violencia se reanudó cuando un grupo de subsaharianos trató de apedrear una ambulancia, que acudió a la zona a atender a un vecino que se había caído accidentalmente. Numerosas patrullas de seguridad ciudadana intentaron restablecer el orden, en unos altercados que, según la Policía, se saldaron con cuatro detenidos -dos ciudadanos de Senegal y otros dos de Guinea-Bissau- y un agente de la Guardia Civil herido, que tuvo que ser operado para poder salvar su oreja izquierda. Las personas que iban en la ambulancia también sufrieron diversos cortes.

Un día más se levantaron numerosas barricadas de contenedores ardiendo en una amplia zona situada en torno a la plaza de Andalucía y se volvieron a arrojar piedras y cristales. Con la iluminación pública del barrio totalmente apagada, y mientras un helicóptero del instituto armado sobrevolaba el lugar, las patrullas fueron dispersando a los pequeños grupos que se formaron, con la orden de intervenir de inmediato ante cualquier incidente.

Aunque las revueltas fueron cesando, el Gobierno central ha anunciado que mantendrá los medios policiales desplegados en la barriada porque, como explicó la secretaría de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, "garantizar la seguridad es ahora la prioridad". El Ejecutivo tampoco descarta reforzar estos medios.

Mientras, las diligencias abiertas para investigar el homicidio del joven senegalés -que salió de casa para llamar a su familia- apuntan a que la reyerta se originó "por un asunto banal" pese a que en un primer momento se relacionó la disputa entre vecinos a un ajuste de cuentas por venta de droga al menudeo, según la Guardia Civil.

El sospechoso. La Policía intensifica las labores de búsqueda para detener al principal sospechoso, que, según explicaron desde la Subdelegación del Gobierno, no es gitano aunque sí tiene lazos de parentesco con esta etnia.

El alcalde de Roquetas, Gabriel Amat (PP), negó de forma tajante que los disturbios respondan a "un brote racista" en un municipio que, según destacó, "es ejemplo de convivencia e integración". Lo mismo opinó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que aseguró que los incidentes son "totalmente aislados". Países como Italia y Francia, dijo, los viven "todos los fines de semana".

  • 1