Deportes

Segundas partes sí deben ser buenas para el Betis

El Betis empieza hoy en Córdoba la segunda vuelta de la Liga y la segunda etapa de Víctor Fernández en su banquillo. Los verdiblancos están obligadísimos a ganar.

el 30 ene 2010 / 20:45 h.

Si segundas partes nunca fueron buenas, apañado está el Betis, que comienza hoy la segunda vuelta de la Liga y la segunda etapa de Víctor Fernández en su banquillo y lo hace desde la séptima plaza de Segunda División (la décima provisional después de los partidos sabatinos), a siete puntos de su objetivo y desde ya con un margen de error mínimo. Pero el dicho no tiene por qué ser cierto. Tampoco el de ‘entrenador nuevo, victoria segura', aunque puestos a elegir entre uno y otro, seguro que los béticos escogerían el segundo. Sea como sea, el Betis, ya sin Antonio Tapia, emprende hoy en Córdoba la segunda mitad del campeonato con tres misiones que se resumen en una: GANAR. Así acabaría con su horrorosa racha fuera de casa, no se alejaría más todavía del ascenso (el Cartagena ganó, así que acercarse le es imposible) y acumularía confianza, que falta le hace.

La última vez que el Betis visitó Córdoba fue en la Copa y el entrenador era... Víctor. Estaba el maño muy discutido, pero se salvó gracias a dos goles de Dani, ahora recién desvinculado del club verdiblanco. Y el técnico rival era Miguel Ángel Portugal, que estos días obstaculiza la llegada de Alex Geijo. Las cosas del fútbol y de la vida. Seis años después, Víctor retorna a Córdoba y al Betis en plan revolucionario, alterando el once para hacerlo más agresivo, ofensivo e intimidatorio. Son todos adjetivos utilizados por él mismo, consciente como es de que ese aire de autoridad que se le presuponía al Betis no ha aparecido en ningún momento.

En su aspiración de construir un Betis dominador y ganador, Víctor se ha topado con una gran noticia: Emana ya está en disposición de ponerse la camiseta verdiblanca. Regresó anteayer y ayer fue convocado. Su titularidad es una de las grandes dudas de la alineación, pero si la incógnita se resuelve a su favor, sustituirá a Capi, recién citado después de un mes de baja por su problema en una uña del pie, o a Pavone, que lleva dos meses y medio sin ver puerta y cuya venta es bien vista por el maño.

La otra gran novedad se veía venir. Se trata de Nano, cuyo traspaso fue frenado también por Víctor. El manchego, que no ha jugado ni un segundo en toda la temporada y apareció en una convocatoria por última vez el 4 de octubre, ha encontrado el premio a su insistencia y está en Córdoba, cosa que no pueden decir Rodri y Sunny, descartados por Víctor. Tampoco están, porque no hay más remedio, el sancionado Carlos García y los lesionados Juande, Juanma y Odonkor.

EL CÓRDOBA, SIN SU PICHICHI. Las buenas noticias para Víctor no se quedan en la disponibilidad de sus recursos ofensivos más determinantes. También en el enemigo hay datos a favor de los verdiblancos, porque el Córdoba se presentará en este derbi sin sus dos principales goleadores: el ex sevillista David Arteaga ya era baja conocida por lesión y ayer, en el último entreno, los isquiotibiales dejaron KO a Pepe Díaz, que con nueve tantos es el pichichi del equipo y el tercer goleador de la categoría. El Córdoba, por lo demás, adelantará al Betis si le vence, aunque no es un conjunto muy acostumbrado a ganar. Ni a perder. Lleva una victoria en sus ocho últimos partidos y también una sola derrota en las once últimas jornadas.

  • 1