sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Local

Seis años de prisión por disparar a otro durante una discusión por una deuda

Los hechos ocurrieron en julio de 2010 en un canal del Tamarguillo próximo al domicilio de la víctima, que quedó malherida.

el 05 feb 2012 / 15:07 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a siete años y ocho meses de cárcel y al pago de una indemnización de 29.151 euros a un hombre, identificado como M.J.B. y de 38 años de edad, por disparar a otro y dejarlo malherido después de que éste le reclamara  el pago de una deuda, tras todo lo cual se marchó del lugar.  

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la  Sección Séptima de la Audiencia Provincial considera probado que,  sobre las 19.30 horas del 26 de julio de 2010, el procesado se personó en la puerta del domicilio de la víctima y, tras llamar al  porterillo, el afectado bajó, ya que supuestamente el acusado le iba a pagar una deuda.

Juntos, se fueron para fumar un cigarro mientras hablaban a un canal del Tamarguillo próximo al domicilio y se sentaron en un poyete  de hormigón; una vez que se fumaron el cigarro, la víctima le dijo  que "le pagara que tenía que irse", a lo que el procesado, que se  encuentra en prisión desde el 27 de julio de 2010, le respondió "esto  es lo que te voy a pagar", sacando un revólver de fogueo a cuyo  cartucho le embutió un proyectil de manera artesanal.  De este modo, le puso el revólver en la sien y, "con ánimo de acabar con su vida", apretó el gatillo, marchándose "rápidamente" del  lugar. A consecuencia del disparo, el afectado sufrió distintas  lesiones de las que tardó en curar 30 días, las cuales "podrían  haberle causado la muerte de no haberse instaurado un tratamiento",  quedándole como secuelas un síndrome posconmocional leve, trastorno  de estrés postraumático, y pequeños restos de proyectil en el  encéfalo.  

La Audiencia Provincial tiene en cuenta en su sentencia que el  propio acusado reconoció en el juicio que disparó el revólver en la  sien de la víctima y a corta distancia, todo ello a la vez que le  decía, sobre el pago de la deuda, que "esto es lo que te voy a dar  pagar", una confesión que viene corroborada por los informes médicos.  Así, entiende que el objetivo del acusado "era acabar" con la vida  de la víctima, pues "de otro modo no se puede explicar que disparase  a cortísima distancia en la sien derecha, lo que no causó la muerte  por la rápida atención médica que recibió" el afectado.

Por estos hechos, condena al acusado, por un delito de homicidio  en grado de tentativa, a siete años y ocho meses de cárcel y el pago  de una indemnización de 29.151 euros por las secuelas y lesiones  causadas.

  • 1