martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Seis heridos, uno de ellos grave, en una explosión de gas

Todos los vecinos del inmueble han tenido que ser desalojados

el 22 may 2010 / 08:10 h.

TAGS:

Seis personas han resultado heridas, una de ellas de gravedad, en una explosión de gas registrada en una vivienda del centro de Logroño, según ha confirmado a Efe el alcalde de la capital riojana, Tomás Santos.


La explosión ha tenido lugar a las siete de la mañana en el quinto piso del número 23 de la Gran Vía, en pleno centro de la ciudad, y ha provocado importantes destrozos en la fachada del edificio.

Los cuatro últimos pisos del inmueble, uno de los pocos antiguos que quedan en esta moderna calle, aparecían sin fachada y con su interior a la vista.

La parte posterior de la casa también está muy afectada, según el concejal de Seguridad de Logroño, Atilano de la Fuente, quien dijo a Efe que los bomberos todavía no han podido acceder a algunas dependencias.

En la vivienda en la que ha ocurrido la explosión habitaba una mujer viuda de unos setenta años, que ha sido rescatada con heridas graves y trasladada al Hospital San Pedro, según las mismas fuentes.

La explosión -no se ha confirmado aún si de gas ciudad o de alguna bombona- ha provocado además heridas leves a cinco vecinos, que fueron atendidos por los servicios de emergencia, aunque dos de ellos tuvieron que ser trasladados a centros hospitalarios.

Todos los vecinos del inmueble han tenido que ser desalojados y la Unidad municipal de Servicios Sociales se ha puesto a su disposición para facilitarles un realojo provisional.

El alcalde de Logroño, Tomás Santos, ha explicado en el lugar de los hechos que los servicios técnicos del Ayuntamiento han comprobado la consistencia del edificio y todo parece indicar que "la estructura aguanta".

Al lugar de la explosión se ha acercado también el consejero de Administraciones Públicas y Política de La Rioja, Conrado Escobar, y otro miembros del Ejecutivo riojano.

Tras la explosión han acudido al lugar de los hechos la Policía Municipal de logroño, que ha acordonado la zona, los bomberos y unidades de emergencia, que realizan tareas de desescombro y limpieza de la zona.

Como consecuencia de la deflagración, cascotes y cristales del edificio han llegado hasta la calzada y al otro lado de la calle, una de las más anchas de la ciudad, pero el alcalde ha mostrado su confianza en que "al menos el tráfico pueda restablecerse al menos en un carril en poco tiempo".

El Ayuntamiento también ha dispuesto el servicio de información 010 tanto por vía telefónica como presencial para atender a los vecinos implicados.

  • 1