miércoles, 14 noviembre 2018
12:21
, última actualización
Local

Seis meses de cárcel por construir una casa con piscina en el parque natural de la Sierra Norte

el 09 may 2012 / 12:33 h.

TAGS:

El Juzgado de lo Penal número 8 de Sevilla ha condenado a seis  meses de cárcel a los dos miembros de una pareja por construir una  casa de 32 metros cuadrados con chimenea y una piscina dentro del  parque natural de la Sierra Norte de Sevilla, en un paraje conocido  como 'La Solana de la Ventanilla' ubicado en Alanís de la Sierra,  ordenando además la juez demoler lo construido en el plazo de un mes. 

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez  señala que los acusados, R.J.E. y R.M.S., adquirieron en 2005 una  finca en el citado paraje, que está calificado como suelo no  urbanizable y que se encuentra a su vez dentro del parque natural,  declarado espacio protegido y que forma parte de la Reserva de la  Biosfera de la Unesco.  

Asimismo, el parque natural ha sido designado zona especial de  protección para las aves (ZEPA) y forma parte de la Red Natura 2000.  Además, con carácter previo a que los imputados adquirieran la finca,  el terreno pertenecía a un tercero, que en 1998 pidió licencia para  construir una pequeña nave de 35 metros cuadrados como almacén de  aperos de labranza.  

La licencia le fue concedida por el Ayuntamiento de Alanís, si  bien reducida a una superficie de 24 metros cuadrados y bajo la  advertencia de que no podía en modo alguno ser destinada a "uso  industrial o de vivienda'.  

No obstante, los imputados, "conscientes de la naturaleza del  terreno así como de los condicionantes impuestos al anterior  propietario", pidieron licencia para "continuar ejecutando las obras  autorizadas", licencia que el Ayuntamiento no autorizó, así como para  edificar una alberca, un pozo y una portada de acceso a la finca, que  sí fueron autorizadas con la condición de que no colocaran en la  alberca ningún sistema de depuración de aguas.  

PLAZO DE UN MES PARA DEMOLER LO CONSTRUIDO

"Conscientes de los condicionantes que pesaban sobre las  autorizaciones", los imputados procedieron a la construcción de una  casa de 32 metros cuadrados, destinando el espacio a uso doméstico,  para lo cual establecieron un salón con chimenea y un cuarto de baño,  así como una piscina de 28 metros, "y no una alberca", con sistema de  depuración.  

Posteriormente, intentaron vender la vivienda, aunque los posibles  compradores, "no recibiendo confirmación del Ayuntamiento sobre la  legalidad de las obras, optaron por no adquirirla". La juez condena a  ambos imputados a seis meses de cárcel y al pago de una multa de  1.440 euros por un delito contra la ordenación del territorio, y  ordena la demolición de lo construido en el plazo de un mes,  advirtiendo de que, "en caso contrario, se realizará la misma a su  costa".  

  • 1