Local

Seis meses de un gobierno por debajo de su propio listón

No había fórmulas mágicas. El paro ha seguido subiendo, y no había respuestas sencillas a problemas más que complejos”.

el 10 dic 2011 / 23:11 h.

TAGS:

Alcalde del empleo. Seis meses de gobierno de Juan Ignacio Zoido después, los últimos datos del desempleo, del mes de octubre, arrojan la cifra de 82.237 parados. Son casi 5.500 más que en junio, y 6.500 más que en octubre de 2010. Cualquiera puede argumentar que se trata de una vara de medir injusta y desproporcionada para evaluar el primer semestre del gobierno. Lo es. Pero si fue una de las varas de medir de Zoido cuando estuvo en la oposición para hacer balance del gobierno, lo debería ser ahora cuando es regidor. El dato sirve en cualquier caso para analizar lo que ha sido este semestre. En primer lugar, porque refleja uno de los grandes problemas del PP: el listón tan alto que se puso un candidato que se presentó como "el alcalde del empleo". En segundo lugar, porque muestra la estrategia de no asumir responsabilidad alguna en los grandes debates y problemas que queda en evidencia en el perfil de Twitter de @Zoidoalcalde: "Prometí fomentar el empleo, pero crearlo es competencia de la Junta y del Estado". Antes no lo era. Tercero, porque es uno de esos asuntos en los que el Ayuntamiento ha actuado, con medidas como la flexibilización de las licencias o fomentando el turismo, pero sin articular un plan completo, integral y decidido.

El Centro. El casco histórico se ha convertido en un elemento imprescindible para tomarle el pulso al gobierno. Su primera medida y probablemente su primer error fue derogar el Plan Centro sin articular alternativas y dejarse llevar por una estrategia revanchista, que alejó a Zoido de su buscada imagen de consenso. Más aún tras el espectáculo de la comisión de investigación. El gobierno ha tomado medidas en el Centro, pero sigue sin estar claro cuál es su plan a medio y largo plazo. Este puente el gobierno sacaba pecho por la afluencia masiva de visitantes. Y tenía razón. Pero no en señalar como responsable a la derogación del plan. ¿O es que el próximo día 19 cuando empiece el Plan de Navidad no se va a limitar el acceso de coches al Centro ? ¿Y eso va a volver a "hundirlo"? Si es sostenible un Centro sin restricciones, ¿por qué todas las ciudades tienen?

Cuentas. Al margen de la movilidad, tema en el que este gobierno sigue casi ausente, hay dos grandes ejes en torno a los que gira la gestión municipal: la definición de las cuentas de las que dependen, además, todos los servicios, y el urbanismo. Si empezamos por las cuentas volvemos al punto de partida. El listón que el PP se puso. En las ordenanzas fiscales hubo retoques pero el modelo de impuestos aprobado dista mucho del que defendía antes el PP. En los presupuestos, el gobierno lleva y con razón seis meses mirando su herencia, pero su compromiso era que nunca se empezaría el año sin las cuentas. Venía a ser antes para el PP como el reflejo de la "inoperancia" municipal. Pues bien, 11 de diciembre. No hay presupuesto. Aunque se apruebe inicialmente antes del 31, el año empezará con cuentas prorrogadas. Pero que quede claro, ni se va a hundir el Ayuntamiento ni se hundía antes. Y resta un elemento: las empresas. Especialmente Tussam: el gasto ha aumentado, ya ha habido problemas con las nóminas y se ha disparado la deuda.

Urbanismo. Hay un mensaje que Zoido dejó claro desde la campaña: el PGOU había que cambiarlo. Pero al mismo tiempo se anunciaron medidas sencillas para problemas más que complejos. Tablada se arreglaba en 15 días, Ikea antes de fin de año ya estaba poco menos que en obras, la Gavidia era sólo ponerle el cartel de Se vende, a Fibes le faltaba voluntad política y las VPO no se hacían porque Emvisesa estaba despistada en otros asuntos. Seis meses. De Tablada ni hablamos, el futuro de Ikea sin la SE-35 es una quimera; para vender la Gavidia hay que buscar suelos para equipamientos en el Centro, que lo autorice la Junta y el Consultivo; Fibes sigue sin estrenarse y falta tanta transparencia ahora en las cuentas como antes, y la política de VPO está bloqueada. No es que el gobierno no esté trabajando, es que no han aparecido las anunciadas fórmulas mágicas, porque no hay una única respuesta a cada debate. Hay muchas, complejas y con sus consecuencias. Como vender el PGOU al mejor postor.

Balance. De nuevo hay que recurrir a @Zoidoalcalde para cerrar el balance. "Los problemas de Sevilla no se pueden resolver en tan poco tiempo". Cierto. Ni en 6 meses ni en 4 años. Se necesitan estrategias a medio y largo plazo. El anterior gobierno falló en la ejecución de un modelo, a éste aún le falta uno para acertar o fallar. Salvo que éste se reduzca a, excluyendo asuntos como el turismo, destruir las medidas que se tomaron los últimos ocho años.

En Twitter: @jalonso2

  • 1