Local

Seis personas afectadas por el humo en el incendio de un piso

La vivienda, situada en la calle Cuenca, quedó totalmente calcinada.

el 13 ene 2010 / 07:34 h.

TAGS:

El incendio arrasó el piso donde se inició y causó daños en la terraza del piso superior.
Un total de seis personas fueron ayer atendidas por inhalación de  humo tras el incendio registrado en una vivienda de la calle Cuenca, en la barriada de las Angustias  de Alcalá de Guadaíra.

El suceso se produjo en torno a las 5.15 de la mañana. Al parecer, la dueña del piso se estaba preparando para irse a trabajar cuando descubrió que había fuego en su salón.

Inmediatamente los dos jóvenes que viven en el piso trataron de sofocar las llamas, incluso el marido arrojó la mesa de camilla por la ventana en un intento de apagar el fuego, sin embargo, según narran los bomberos, el fuego y el humo se extendieron con mucha rapidez por todo el piso, por lo que los afectados no pudieron hacer nada para sofocarlo excepto avisar a los vecinos y huir hacia la calle.

Tras la llamada de los vecinos a los servicios de emergencia, se trasladaron hasta el lugar de los hechos efectivos de Policía Local, Policía Nacional, servicios sanitarios y bomberos de los parques de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas.

En un primer momento los bomberos determinaron que el fuego fue provocado por el brasero eléctrico, cuyo calor habría prendido la falda de camilla. Por desgracia, las puertas del salón estaban abiertas y las llamas tuvieron suficiente oxígeno para extenderse con rapidez.

Los bomberos lograron controlar la situación en poco tiempo, pero eso no evitó que los daños fueran cuantiosos, una situación que terminó superando a los ocupantes de la vivienda. Por este motivo los sanitarios del 112 les presentaron ayuda para que pudieran superar el ataque de ansiedad sufrido.

Elisa Díez, vecina del barrio, asegura que "los bomberos tardaron más de 40 minutos en llegar y ya no había nada que hacer, el piso está totalmente calcinado".

Los vecinos cuentan cómo las llamas salían por la ventana hacia el piso de arriba, por lo que los bomberos tuvieron que ayudar a salir del edificio a cuatro personas que también sufrían intoxicación por humo. Posteriormente desalojaron todo el bloque para evitar más riesgos.

En total los servicios de emergencia asistieron a seis personas que presentaban asfixia por inhalación de humo y quemaduras leves. Todas fueron atendidas en el hospital de Valme, donde a lo largo de la mañana fueron dadas de alta.

Los bomberos, tras apagar el incendio, permanecieron varias horas ventilando y haciendo labores de refresco en todo el bloque. Sobre las 9.30 horas de la mañana comunicaron a los vecinos que ya podían volver a sus casas.

La mayoría quedaron intactas, aunque las zonas comunes han sufrido importantes desperfectos por los efectos del humo y el excesivo calor de las llamas. El piso incendiado está totalmente calcinado, excepto la cocina donde no llegaron las llamas. Además, el piso de arriba sufrió importantes daños en la terraza que da a la calle.

  • 1