lunes, 22 abril 2019
13:54
, última actualización
Local

Seleccionado el jurado para el juicio de la niñera acusada de homicidio

La Audiencia de Sevilla ha constituido hoy el jurado popular que a partir del lunes enjuiciará a una niñera boliviana que está acusada de la muerte de un niño de 8 años con parálisis cerebral, al que dejó solo durante dos días en su casa mientras ella acudía a una discoteca.

el 15 sep 2009 / 19:03 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha constituido hoy el jurado popular que a partir del lunes enjuiciará a una niñera boliviana que está acusada de la muerte de un niño de 8 años con parálisis cerebral, al que dejó solo durante dos días en su casa mientras ella acudía a una discoteca.

El jurado, integrado por nueve titulares y dos suplentes, ha quedado constituido tras una selección en la que el fiscal y los abogados han interrogado a los candidatos para excluir a los que pudieran tener prejuicios contra los inmigrantes o que hubiesen vivido de cerca el cuidado a grandes dependientes, han explicado a Efe fuentes del caso.

La acusada I.C.C., de 20 años, cuidaba al niño durante un viaje de sus padres a una boda fuera de Sevilla pero se fue a una discoteca y lo dejó solo en la vivienda desde la tarde del sábado 26 de agosto de 2006 hasta las 20.00 horas del lunes, cuando los padres regresaron y lo encontraron muerto por deshidratación.

Tanto la Fiscalía de Sevilla como la acusación particular que ejercen los padres han solicitado diez años de cárcel para la imputada por un presunto delito de homicidio con dolo eventual.

Según las acusaciones, la procesada fue consciente de las posibles consecuencias de su acto pero aún así no hizo nada para evitar el fatal desenlace.

El juicio se desarrollará en sesiones de mañana y tarde y comenzará el lunes con la declaración de la acusada.

La joven estuvo en una discoteca, dio las llaves de la casa a un amigo con el que estuvo bailando y luego le perdió de vista.

Sostienen las acusaciones que, al quedarse sin llaves, no tomó ninguna medida para abrir la vivienda o alertar a los padres, aunque la defensa aportará varios testigos que, a su juicio, demostrarán que intentó buscar una solución.

La víctima, de 8 años, padecía parálisis cerebral y falleció por deshidratación e inanición.

Según el relato de las acusaciones, durante su viaje los padres del pequeño llamaron dos veces al teléfono de la niñera y ésta no les relató lo sucedido, e incluso en la segunda llamada la notaron preocupada pero ella respondió que se había muerto su madre y que en breve tendría que regresar a su país.

Por su parte, la defensa de la joven ha pedido la absolución porque no reconoce ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera por imprudencia, y sostiene que la niñera no podía sospechar las consecuencias que acarrearía dejar al niño solo durante dos días, según han explicado a Efe las citadas fuentes.

Junto a la pena de cárcel, la Fiscalía ha solicitado la indemnización prevista para las muerte en accidente de tráfico y los padres y hermanos del fallecido han elevado su petición a 143.000 euros.

  • 1