Cofradías

Semana de estrenos frustrados

El grado de ocupación de las sillas desplegadas por el Ayuntamiento en la plaza de la Encarnación fue testimonial

el 24 abr 2011 / 19:23 h.

-->--> -->

Con el 55% de la nómina in albis ­-33 de las 60 cofradías suspendieron sus estaciones de penitencia-, el balance de la Semana Santa de 2011 apenas se reduce a tres jornadas: Domingo de Ramos, Lunes y Miércoles Santos. Ahí van una cuantas apreciaciones de lo que vimos y no vimos esta semana.

 -->--> -->

 

El fracaso del plan palio. Pasaba el misterio de la Cena bajo las setas y un agudo observador dio en la clave: "Te has fijado que hay más gente encima del paso que sentadas en las sillas que ha dispuesto el Ayuntamiento". Enseñar tanto en la tele el hito arquitectónico de Jürgen Mayer ha dejado una y otra vez las vergüenzas al aire: el funcionamiento de la parcela de 200 sillas desplegadas en la plaza de la Encarnación para disfrute principalmente de turistas ha resultado un verdadero fiasco.

 

Todos meteorólogos. Es lo que tiene la proliferación de webs que no sólo ofrecen una predicción, sino que aportan los modelos (americano y europeo) que permiten interpretar la evolución de las borrascas. A la hora de tomar una decisión con un tiempo incierto, las cofradías han consultado fuentes oficiales y, a veces esperando el milagro, extraoficiales. ¿Será por eso que hemos asistido a alguna salida con polémica? San Bernardo, por ejemplo, se decidió a salir gracias a un parte militar.


Lo que no vimos. Las mujeres que este año se estrenaban como nazarenas en la Quinta Angustia, El Silencio y el Santo Entierro no se estrenaron. Tampoco pudo debutar la Banda de la Oliva de Salteras tras el palio de la Merced de Pasión.

 

Las flores, al alza. Exquisitos por novedosos fueron los exornos de Santa Marta (jacintos morados), los narcisos (de la misma tonalidad que la cera) del palio del Museo, los ramos piramidales de rosas champán de la Virgen de la Lanzada o la composición de orquídeas falenosis, alstroemerias, rosas de pitiminí, rosas champán, paniculata y espigas de trigo verde de la Virgen de Regla. Aunque no se apreciaron en la calle, los exornos de San Esteban, elaborados por hermanos, no estaban a la altura de un Martes Santo.

 

Del atavío. Destacó el atavío de dolorosas como la Virgen de las Tristezas, la Virgen de Guadalupe (con menos abalorios y luciendo de nuevo un puñal), la Caridad baratillera (ataviada como en los años 50), la nueva impronta hebraica de la Virgen del Buen Fin de La lanzada, la Virgen de la Palma del Buen Fin y la Virgen del Sol (con una saya de hojilla de bordados turcos adquirida en Túnez).

 

Del repertorio. Las marchas de Paco Lola han desaparecido de los repertorios de los palios. Una delicia escuchar Aquella Virgen tras el palio de La Sed.

 

 


  • 1