Local

Sentada de indignados ante el Congreso contra la reforma de los convenios colectivos

La mayoría de los acampados en la Puerta del Sol de Madrid acuerdan levantar todas las tiendas de campaña para el próximo domingo.

el 08 jun 2011 / 17:53 h.

TAGS:

Cientos de personas en los alrededores del Congreso de los Diputados hoy.

Las protestas de los indignados no cesan. El miércoles centenares de personas secundaron una iniciativa del movimiento 15-M y protagonizaron una sentada frente al Congreso de los Diputados para protestar contra la reforma de los convenios.

La movilización, convocada a través de las redes sociales después de que la mayoría de los acampados de Sol decidieran el martes abandonar la madrileña plaza el próximo domingo , se inició poco antes de las 18.00 horas.

Tras una pancarta principal con el lema "Pienso, luego resisto. www.tomalaplaza.net " y otra de cabecera en la que se podía leer "Reforma laboral para los políticos", los acampados de Sol avanzaron por la plaza de Canalejas hasta la Carrera de San Jerónimo , impidiendo la circulación rodada en estas céntricas vías madrileñas, para protagonizar una sentada frente a la sede de la Cámara Baja.

Durante la marcha del casi medio millar de personas hasta al Congreso se pudieron oír gritos como "Violencia es no llegar a fin de mes", "Reforma laboral, para la patronal", "No falta dinero, sobran ladrones" o "Eso, eso, eso nos vamos al Congreso". Asimismo, portaban pancartas contra la negociación colectiva y con lemas como "Ley propatrón explotador no", "Recortes a ricos primero", "Negociación imposición" o "Se alquila esclavo".

Los indignados que protagonizaron la sentada reivindicativa frente al Congreso al grito de "Pasamos o acampamos" fueron recibidos por un fuerte dispositivo policial a su llegada a la sede de la Cámara Baja. Hasta 11 furgones de la Policía Nacional aguardaban en una esquina del Congreso de los Diputados de manera preventiva por si fuera necesaria su intervención, mientras que un grupo de agentes de los antidisturbios custodiaban la escalinata de acceso a la Cámara Baja. Al cierre de esta edición no se produjeron enfrentamientos.

A pesar de los llamamientos de los congregados para que les dejaran acceder a la sede donde reside "la soberanía del pueblo español", los agentes comunicaron a los portavoces de la iniciativa la prohibición de acceso al Congreso. Los indignados respondieron sacando una tienda de campaña y al grito de "Eso, eso, eso acampada en el Congreso". Ningún diputado salió a hablar con los manifestantes.

  • 1