lunes, 17 diciembre 2018
14:47
, última actualización
Local

'Separata', un feliz idilio entre las artes y las letras

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo acoge las obras que ilustraron esta histórica revista.

el 14 jul 2012 / 16:23 h.

TAGS:

-->-->-->

Fueron sólo seis números, pero suficientes para marcar una época y señalar el camino a otros empeños similares que animarían la vida cultural andaluza a partir de los años 80. La revista sevillana Separata, dirigida por Jacobo Cortines, estimuló entre 1979 y 1981 el viejo idilio entre las artes y las letras, y lo hizo con una nómina de colaboradores que hoy impresiona. Ahora, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) ha recibido en donación el archivo de la revista, que antes de pasar a sus fondos se exhibe en una muestra especial hasta el 14 de octubre.

"Fue un proyecto muy interesante, muy vivo, de una vida corta pero extraordinariamente intensa", recuerda Jacobo Cortines, responsable de la publicación. "Para mí fue de los experimentos más enriquecedores en los que me he involucrado. Era un punto de encuentro que intentaba esa armonía entre arquitectura, pintura, música y literatura, una aventura además muy meritoria, hecha con medios muy escasos, y cuyos resultados están a la vista", añade este poeta y profesor.

Con un consejo de redacción integrado por los profesores de Historia del Arte y de Filosofía, Vicente Lleó y Diego Romero de Solís respectivamente, los artistas plásticos y arquitectos Gerardo Delgado, José Ramón Sierra y Juan Suárez, y el arquitecto Roberto Luna, Separata permitió la coincidencia de estilos y estéticas muy diversas, siempre con un listón alto de calidad. "Había abstractos, realistas, nueva figuración... Era el sitio donde podían convivir Chema Cobo o Guillermo Pérez Villalta con Fernando Zóbel", recuerda Cortines.

Además de las portadas de la revista, se exponen en el CAAC ilustraciones, fetiches varios y una muy escogida selección de cartas, pues la correspondencia completa se compone de más de 300 cartas. Entre los escritores invitados, figuran Alberto González Troyano, Rosa Chacel, Andrés Trapiello, Luis Antonio de Villena, Félix de Azúa, Ignacio Gómez de Liaño, Quico Rivas, Juan Manuel Bonet, Víctor Gómez Pin, Luis Alberto de Cuenca o Kevin Power, entre otros.

"Muchos tenían veintitantos años entonces, y acabaron siendo autores determinantes en los años siguientes", apunta Cortines, quien no obstante destaca la reivindicación que desde estas páginas se hizo también de nombres más o menos olvidados, como los Romero Murube, Fernando Villalón o Rafael Porlán.

Entre los plásticos y arquitectos invitados en Separata, cabe citar entre otros a Víctor Pérez Escolano, Álvaro Siza, Rafael Moneo, Robert Motherwell, Manuel Millares, Carmen Laffón, Ignacio Tovar, José María Bermejo, Elena Asins, Eva Lootz, Soledad Sevilla, Equipo 57 o Luis Gordillo, enumeración que permite comprobar el alcance de la iniciativa.

"Creo que, desde la revista Mediodía, no había habido en Sevilla un proyecto con tanta ambición", proclama Cortines sin disimular su orgullo. "Fue un momento intenso, pero al poder no le interesó demasiado apoyar algo independiente. Tuvimos un vacío enorme porque íbamos a cara descubierta. Sólo más tarde hubo iniciativas como Figura, o Fin de Siglo en Jerez, o la revista Poesía de Madrid, que sí contaban con subvención y respaldo de organismos oficiales", agrega.

La aventura de Separata concluyó con un número 7 listo que nunca llegó a ver la luz, con tanto material que quizá daría para una entrega doble o triple. Actualmente, Cortines negocia con la Diputación de Sevilla para que esas joyas vean la luz tras una paciente espera de 30 años.

  • 1