miércoles, 16 enero 2019
05:55
, última actualización
Local

Sequía de puntos

Madrid y Barça reciben favores arbitrales cuando critican a los árbitros.

el 12 mar 2012 / 07:59 h.

TAGS:

Esta sequía que nos está matando y cuyas desagradables consecuencias desconocemos, también nos llevó metafóricamente a la jornada futbolística del sábado, donde nuestros equipos no alcanzaron un solo punto de los 6 en juego. Ni el Sevilla en Gijón (1-0) ante el Sporting; ni el Betis ante el Real Madrid (2-3). Empecemos por el primero. Las dudas, tantas veces expuestas en esta página, que tenía sobre el Sevilla de Marcelino, las tengo con el de Míchel. Sabemos cómo es esta ciudad y cómo a la primera victoria se lanzan las campanas al vuelo.

Precaución. Sin Negredo y, especialmente, sin Kanouté, este equipo con pocos recursos y muy previsibles pierde, si los dos no están en el campo, presencia ofensiva e intimidación al rival. En Gijón, una nueva muestra del Sevilla de la actual temporada. Ni frío, ni calor. Sin chicha ni limoná. Para ir a la Champions se requieren muchas cosas más. Hoy, viendo al equipo parece una utopía. Recordemos ese dicho de Luis Aragonés sobre que los objetivos se alcanzan en los 10 últimos partidos de Liga. Agarrarse a esa esperanza es lo que toca, salvo que Míchel haga el milagro de cambiar al equipo. Margen hay. Confianza tiene el entrenador, pero las dudas siguen existiendo y cada jornada que pasa preocupa más.

Cristiano y el árbitro. El Betis lo tuvo al alcance de su mano pero Cristiano Ronaldo juega en el Real Madrid y de nuevo sus dos goles fueron decisivos en la victoria madridista. Excelente partido de fútbol. El Betis dio la cara con su fútbol alegre y ofensivo mostrando su identidad sin importarle quién tenía enfrente. Después entraron en juego esas veleidades que tiene el fútbol. Mourinho alabó al Betis y hasta le dio jabón con la injusticia del marcador.

Felicitó a Iturralde y a Sagués, cuarto árbitro que juzgó el segundo tiempo por lesión del primero, por cuanto fue favorecido en esas dos manos de Xabi Alonso y Sergio Ramos que no quiso ver en el área. No encuentro la palabra idónea. Real Madrid y Barcelona han sido favorecidos históricamente por los arbitrajes cuando critican decisiones arbitrales. Gracias a esa polémica se sustentan medios y tertulias capitalinas que creen que el fútbol les pertenece. Sería bueno que recordaran la fábula de la gallina de los huevos de oro. El fútbol es de todos. Hasta de los modestos. Desgraciado será el día en que llegue el hartazgo que diera paso a la desidia, al abandono y al aburrimiento.

  • 1