Economía

Ser profeta en otras tierras

Los cítricos andaluces se enfrentan al reto de diversificar su presencia exterior

el 28 feb 2010 / 20:11 h.

Las producciones cítricas sevillanas se concentran en La Vega y en La Campiña.

Es uno de los cultivos más perjudicados por el temporal, pero el sector de los cítricos no se enfrenta sólo al problema coyuntural de las inclemencias meteorológicas, sino que tiene que hacer frente a una serie de retos para mejorar su situación en el mercado. Así lo recoge un informe de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta, en el que se analiza la oferta real de cítricos de la comunidad andaluza, así como sus principales canales de comercialización y sus características más relevantes, para plantear objetivos a medio plazo.

En este contexto, el departamento que dirige Clara Aguilera estudia los principales mercados de destino y los países y regiones que suponen la competencia más directa para Andalucía, además de plantear una serie de objetivos para que el negocio citrícola andaluz -que en la provincia sevillana se concentra en las comarcas de La Vega y La Campiña- crezca en otros mercados.

Así, el informe destaca que, si bien alimentos andaluces de este tipo está adecuadamente situados en algunos países como Alemania y los Países Bajos, tiene capacidad de crecer en otros como Francia, donde cuenta con una penetración media, y su presencia puede ser muy mejorable en mercados como el Reino Unido, Bélgica, Polonia e Italia. Además, hay otros donde todo el camino está aún por recorrer, como son los casos de Rusia, Japón, Corea y Norteamérica.

"Andalucía tiene buena posición, pero debe alcanzar mayores cantidades de oferta en plazo y mejorar la oferta de variedades y marca", asegura el estudio elaborado por la Consejería de Agricultura en lo referido al apartado de calidad y servicio. Incluye además los principales competidores de la región en este sentido. En concreto, apunta a Valencia e Israel, y también señala que hay que prestar atención a otros países que mejoran en oferta como Italia y Marruecos.

En lo referido a su situación en el mercado, el informe destaca que "su posición corresponde a reducidas economías de escala, bajo alcance geográfico y dependencia de pocos mercados, próximos y competitivos". A este respecto, añade que el camino que debe seguir Andalucía para crecer le llevaría a entrar en mayor competencia directa con la oferta de Turquía, Chile e Israel, a corto plazo, así como con el grupo de Valencia, Argentina o Marruecos, a medio y largo plazo. "La estrategia debería orientarse a desarrollar su alcance geográfico de mercados, diversificando su presencia y segmentos y diferenciándose de estrategias de bajo precio", precisa.

Con estos datos, la Consejería del ramo apuesta como objetivo global por mejorar la posición competitiva del sector y sus capacidades de crecimiento sostenido.

En cuanto a los fines específicos que deben afrontar los agricultores para potenciar la venta de sus productos, añade el desarrollo de estrategias sectoriales en materia de suelo, agua y mano de obra, tanto en el campo como en la industria, así como la acción sectorial coordinada para la búsqueda de fuentes de financiación, tanto de inversiones como del circulante necesario en la operativa.

Asimismo, destaca la necesidad de desarrollar procesos de concentración productiva e inversión conjunta en proyectos de innovación en la oferta y en su comercialización, además de orientar las nuevas plantaciones, así como las replantaciones que procedan, hacia variedades competitivas y valoradas por el mercado, como están haciendo otros países que son competencia directa de la región andaluza.

Otro de los grandes retos que plantea para el sector, y uno de los más importantes, es incrementar y retener en Andalucía el valor añadido a lo largo de la cadena de producción y comercialización y potenciar la incorporación de la I+D+I.

  • 1