Local

Ser VIP en las redes sociales

En la segunda sesión de EBE13 se habló de estrategias para que el mensaje de una marca, un blog o una web sea atractivo y original para pararse en él y llegue a quien queremos

el 16 nov 2013 / 23:30 h.

TAGS:

Influencia. Todo se resume en eso. Si en la publicidad tradicional se contrata a famosos que arrastran masas para que anuncien un producto, en el marketing on line tienen que hablar de una marca bloggers y tuiteros de referencia para lograr que el mensaje llegue a la mayor gente posible y, sobre todo, a quien realmente nos interesa. Y si antaño suspirábamos por lograr el carné de VIP de nuestro bar o discoteca favoritos para no esperar cola y acceder a reservados, lo último en Estados Unidos es que el pasaporte a esos privilegios dependa de tu klout (un número que calcula tu reputación on line a partir de tus seguidores en las redes, las interacciones que estableces con ellos o las menciones que recibes ente otros baremos). Lo de no dejarte entrar por llevar zapatillas es agua pasada. Son algunas de las curiosidades que, a través de la experiencia de quienes han hecho del 2.0. su mundo, pueden escucharse en EBE 2013, que tras un comienzo flojo, en su segunda sesión de ayer cosechó varios llenazos y tuits más entusiasmados. Lo del derecho de admisión basado en el klout fue una de las anécdotas relatada por Javier Padilla, fundador de Moodye que junto a sus socios lleva meses instalado en Nueva York buscando inversores para su proyecto, una plataforma para compras que ponga en contacto a empresas, marcas y clientes para lograr la oferta de consumo más ventajosa. Padilla divirtió al auditorio con la sencilla historia de un Paco Martínez Soria de los tiempos modernos en la Gran Manzana y puso en evidencia las grandes diferencias entre el arduo camino del emprendedor en busca de alguien que crea en su idea en España y en Estados Unidos a través de lo sufrido en carnes propios. No hay truco. Uno y otro buscan ganar dinero. Perohay dos actitudes distintas:“El inversor español te pregunta cuánto ganas y te dice me gusta tu idea, pero cuando ganes más me avisas. En EE. UU. preguntan cuántos usuarios (clientes) tienes, cuánto estas creciendo y cuánto calculas que ganarías con los recursos que te ofrezco”. No es la tierra prometida. Hay que ir con experiencia demostrada y clientes en cartera, pero hay una disponibilidad a hacer tratos –aunque inicialmente no conlleven dinero pero sí sinergias–, “gente muy gorda es accesible cuando en España que te reciba el director de marketing de una empresa de medio pelo es una odisea” y, sobre todo, hay una cultura de encuentros y foros para dar a conocer proyectos (hay bares donde, a modo del Club de la Comedia, en vez de cómicos suben al escenario emprendedores que resumen su idea en un minuto). Si Padilla disertó sobre cómo buscar inversión para un proyecto, Xavier Forcadell habló de difusión de contenidos on line. En su caso, trabaja para marcas ya consolidadas y en un mundo en el que los periodistas de medios tradicionales ven temerosos como su capacidad de influencia pierde fuelle ante el empuje de blogger y tuiteros que se mueven como pez en el agua en las redes, Forcadell lanzó dos curiosos mensajes.Uno, que los periodistas son expertos, aunque les fallen los conocimientos técnicos, en posicionamiento SEO porque saben cómo hacer un contenido atractivo (llevan años contando noticias resumidas en titulares que capten la atención). Y dos, que hoy cualquier marca debe lanzar mensajes y tener una estrategia para ellos en las múltiples redes sociales, además de diseñar muy bien los contenidos de una web (tanto el fondo como la forma)para que el usuario se pare en ella. Pero la tradicional nota de prensa no ha muerto porque la prensa escrita (que arrastra a la digital) y el resto de medios siguen gozando de un prestigio que hace que el mensaje que en ellos aparece llegue a mucha gente y con credibilidad. Eso sí, ante el aluvión de información es clave que resulte suficientemente atractiva, interesante, original y especializada para que no acabe en la papelera del correo electrónico del periodista de turno sin que ni siquiera la abra. Seleccionar contenidos y también al destinatario es la clave del marketing on line. En ello coincidió Clara Ávila, que dejó claro que al elaborar boletines electrónicos de información corporativa (newsletter) es mejor abarcar poco pero bueno que mucho y malo, cuidar el diseño y el contenido y planificar previamente a quién dirigirnos. Si no, el resultado puede ser tan inútil como el buzoneo indiscriminado de un folleto de audífonos en una residencia de estudiantes. Y Lorena Ostos-Caliani tocó el tema de la protección legal de los contenidos digitales, los derechos de autor en un mundo de contenidos en red habituado a compartir. Registros tradicionales (copyright) y licencias alternativas son la patente de los blog y portales web contra el plagio.

  • 1