Sergio Bellido, cortador de jamones de lujo, fue el pregonero del carnaval de Morón

Cortando jamón estaba Sergio Bellido, ganador de numerosos premios al mejor cortador, entre ellos el cuchillo de oro en Monesterio, cuando su agrupación decidió proponerlo para que, en este carnaval fuera el encargado de pregonar la fiesta grande de Morón de la Frontera.

el 16 feb 2010 / 10:25 h.

Sergio Bellido, disfrazado de pregonero.

Sus 28 años sintiendo la fiesta atesoran experiencia suficiente para que Sergio se lance al ruedo del Teatro Oriente donde el paralelismo entre su vida y el carnaval han sido el eje del pregón en el que diserta sobre "cómo el carnaval repercute en mi vida, en todos los sentidos, desde mis niños, mi mujer, mis hermanos y hasta en mi trabajo".

Corría los años 80 y su vida cambiaría por dos razones que han marcado a fuego la personalidad de este moronense: comenzó a cortar jamón en la charcutería de su madre y le entró el gusanillo del carnaval. Por eso, este año pasa a la historia para este cortador porque sus dos pasiones se unieron: entre viaje y viaje ha escrito su pregón. Alemania, Barcelona o Palma de Mallorca fueron los destinos donde las letras cogieron forma con párrafos escritos entre España y el extranjero. "Cuando soltaba el cuchillo me ponía a escribir", dice.

Numerosas son las anécdotas sobre su vinculación con el carnaval. Pero hay una que nunca olvida: cuando trabajaba en San Sebastián fue una semana antes al carnaval para "ensayar con su agrupación tocando la caja". "El debut fue un domingo y tuve que ir de paisano porque al terminar me esperaba un coche para coger el avión rumbo otra vez al norte".

Su disfraz este año lo tenía claro: "de pregonero". Además su agrupación decidió que si yo era elegido "todo el repertorio formaría parte del pregón". Y así es.

  • 1