jueves, 18 abril 2019
16:25
, última actualización
Deportes

Sergio-Emana-Pavone, un tridente maldito

Sergio García sigue siendo seria duda para el Girona-Betis y Emana aún no se ha recuperado del todo. El tridente que estaba llamado a decidir muchos partidos en el Betis, Sergio-Emana-Pavone, continúa sin juntarse. Después de ocho jornadas, sólo lo ha hecho durante 27 minutos.

el 21 oct 2009 / 21:27 h.

Emana pugna con Cygan, del Cartagena.
Sergio y Pavone, ante el Córdoba.
Una semana más, el Betis en general y Antonio Tapia en particular vivirán pendientes de lo que digan los médicos hasta el último día. Dos de los tres principales puntales ofensivos del equipo, Sergio García y Emana, tienen muy comprometida su presencia en Gerona por culpa de sendos problemas musculares y a día de hoy parece complicado que ambos puedan posar para la foto en la alineación titular. Sí lo hará, salvo contratiempo sorpresivo, el tercero de los argumentos atacantes, Pavone. Que se junten los tres, sin embargo, se está convirtiendo en una auténtica utopía para su entrenador. Hasta ahora no han sido titulares a la vez en ninguna de las ocho jornadas y sólo han coincidido sobre el césped durante 27 minutos, en el partido ante el Cartagena.

El futbolista que más complicado lo tiene para llegar a Montilivi es el máximo goleador. "La gran duda va a ser Sergio García. Me gustaría decir que soy optimista, pero no las tengo todas conmigo", confiesa el doctor Tomás Calero. Ayer comprobó la evolución de su rodilla, aquejada de una contusión en el menisco, y el resultado no le sorprendió. "En muchos gestos no le molesta, pero en otros sí", explica. Lo que fastidia a Sergio son en concreto algunos giros, así que hasta el viernes no sabrá si está apto para viajar esa misma tarde a Gerona. El caso de Emana, con una sobrecarga en el aductor, no es tan grave: "Me preocupa menos. Tiene muchas posibilidades de llegar", reconoce Calero.

Sólo con que falle uno de los dos se repetirá la maldición que persigue esta temporada al tridente que a priori debería liderar el ataque del Betis. Entre lesiones, selecciones y funerales, sus tres distinguidos miembros casi no han aparecido juntos sobre el césped. Sergio y Pavone sí han compartido titularidad en seis de las ocho jornadas, pero a partir de ahí... En la 1ª jornada, ante el Córdoba, Emana impidió la unión del tridente al irse a su país para asistir al funeral por su padre; en la 2ª, ante el Hércules, el camerunés seguía en su país para jugar con su selección ante Gabón; en la 3ª, los tres jugaron, pero Emana sustituyó a Sergio en el minuto 80, así que sólo coincidió con Pavone; en la 4ª, en Albacete, ídem: Emana entró en el 65' por Sergio, con el hombro fuera de sitio; en la 6ª faltó Pavone, con una lesión en el sóleo; en la 7ª falló otra vez Emana, que jugó y marcó un gol con Camerún ante Togo; y en la 8ª, en Castellón, se ausentó Sergio por el golpe en la rodilla.

Sólo en la 5ª jornada, frente al Cartagena (0-0), pudo disponer Tapia de los tres al mismo tiempo. Sergio y Pavone fueron titulares y Emana entró en el 52' en lugar de Juande. Como Sergio se fue al banquillo en el 78', la simultaneidad del tridente no duró ni media hora.

  • 1