lunes, 25 marzo 2019
13:37
, última actualización
Deportes

Sergio Fernández planificará los fichajes invernales junto al propio entrenador

Llegó como segundo de Garrido pero ya lleva días analizando los posibles refuerzos de enero. Ya ejerció de director deportivo en el Murcia y el Hércules.

el 22 dic 2013 / 20:50 h.

Sergio Fernández (derecha), junto a Juan Carlos Garrido en un entreno. Sergio Fernández (derecha), junto a Juan Carlos Garrido en un entreno. Con Vlada Stosic ya fuera del Betis, la planificación de los fichajes para el mercado invernal que se avecina será cosa del entrenador, Juan Carlos Garrido, y sobre todo de su segundo, Sergio Fernández, que aterrizó en Heliópolis junto al míster como ayudante pero ya tiene un currículum como director deportivo. Ejerció ese cargo en el Real Murcia y el Hércules y ahora repetirá en el Betis, aunque hasta mañana no se sabrá si es de forma oficial o provisional. Sergio Fernández, leonés de nacimiento, cumplirá 39 años el próximo 9 de febrero. Después de jugar como profesional en equipo como la Cultural Leonesa, el Numancia, el Poli Almería, el Hércules o el Murcia, se retiró en 2010. Inmediatamente fue contratado por el club pimentonero como director deportivo y en su primer año consiguió un ascenso a Segunda A (temporada 2010-11). Su buena actuación en el Murcia le valió una llamada del que él considera el club de su vida, el Hércules. Como director deportivo del conjunto alicantino planificó la campaña 2011-12, en Segunda, que se saldó con un quinto puesto. Como curiosidad, en ese destino trabajó junto al exbético Carmelo del Pozo, entonces secretario técnico del Hércules. En el verano de 2012 comenzaron los problemas para Sergio Fernández. Se opuso al fichaje de Javier Portillo, a la sazón pareja de la hija del máximo accionista del club, Enrique Ortiz, y a partir de ahí cayó en desgracia y dejó de ejercer como director deportivo. El Hércules incluso anunció su marcha, pero no hubo acuerdo y continuó en la entidad, aunque sin trabajar en la práctica. Y así permaneció hasta principios de marzo de 2013, cuando sí fue despedido de manera fulminante. Al final de ese curso, el Hércules acabó sexto por la cola y a sólo tres puntos del descenso a Segunda B. Sergio Fernández no había trabajado con Garrido hasta que éste lo llamó para que lo acompañase en su aventura en el Betis, aunque obviamente sí se conocían de antes, en concreto del curso de entrenadores.

  • 1