sábado, 16 febrero 2019
15:19
, última actualización
Deportes

Sergio García no sabrá si puede ir convocado hasta el viernes

Sergio García todavía no ha empezado a entrenarse con el equipo porque su rodilla aún se sobrecarga con el esfuerzo. Hasta el viernes no sabrá si está listo para ser citado.

el 01 jun 2010 / 20:49 h.

Sergio García se entrena junto a Rivas y Capi.
El panorama se ha complicado más de la cuenta para que Sergio García pueda reaparecer el sábado frente al Numancia. El delantero tenía previsto regresar ayer a los entrenamientos con la plantilla y así disponer de cuatro días, y otras tantas sesiones de trabajo, para ponerse en la mejor forma posible después de más de un mes de convalecencia por una lesión de rodilla, pero no pudo ser. Las primeras pruebas que realizó con balón, a finales de la semana pasada, no depararon los resultados esperados y el jugador, de momento, seguirá ejercitándose en solitario durante dos días más. Hasta el viernes no se probará junto a los compañeros, en el partidillo, y sólo entonces verá Víctor Fernández si "el mejor jugador de Segunda", como fue definido por él mismo, está en disposición de ser convocado. El doctor Tomás Calero le dio ayer "un 35-40%" de posibilidades "reales". No son muchas, pero es que antes de chequear cómo responde su articulación en un partido, aunque sea de entrenamiento, Sergio García debe superar dos tests, hoy y mañana

El jefe de los servicios médicos del Betis se encargó de dar la noticia tras el entreno de ayer. "Debemos esperar un par de días más. El viernes tuvimos un test de campo y acabó con la rodilla un poco sobrecargada. Nada alarmante, pero tuvo malas sensaciones y eso hace que nos replanteemos el programa. Ahora tenemos dos tests. Confiamos en que los pase, pero hasta el viernes no sabremos si puede entrar o no", dijo Calero, que aclaró que "la rodilla no tiene nada" y que a Salamanca llegará "con garantías". "El problema es que son seis semanas y media de inactividad. Está trabajando para tener una resistencia aceptable y aguantar 20 ó 25 minutos, pero otra cosa es el ritmo de partido", añadió.

"Lo ideal sería que entrara en la convocatoria y no jugase ni un minuto, que su día de descanso fuese el sábado", concluyó Calero. El entrenador difiere: "Si llega, es con dos entrenamientos, pero a veces hay que sacrificar lo cuantitativo y  valorar lo anímico, la importancia de que esté con los compañeros. Yo desearía que vaya convocado y pueda disfrutar de veinte minutos para tenerlo más cerca de su máximo nivel", confesó Víctor Fernández.

  • 1