sábado, 20 abril 2019
23:13
, última actualización
Deportes

Sergio García será operado de menisco en Barcelona

La rodilla derecha de Sergio García no mejora y el jugador pasará hoy por el quirófano. Según el Betis, el delantero podrá jugar los tres últimos partidos.

el 03 may 2010 / 18:04 h.

Sergio García cae al suelo en el Betis-Salamanca.
La mala noticia se veía venir y se confirmó ayer por la tarde. La rodilla derecha de Sergio García, el delantero titular y máximo goleador del Betis, no evoluciona como debería y el jugador se tenderá hoy mismo en un quirófano para que el doctor Ramón Cugat entre en su menisco, también afectado, y arregle lo que está estropeado. No hay otra forma de que ese ligamento lateral interno mejore y así quedó patente en la prueba a la que fue sometido el futbolista verdiblanco ayer en la Clínica Quirón, en Barcelona, que es donde trabaja Cugat, un prestigioso traumatólogo de 59 años por el que han pasado las rodillas más importantes del fútbol español, y donde será operado el jugador del Betis. La intervención es una artroscopia, así que consistirá en la remodelación del menisco, no del ligamento.

Como Sergio García pasará por el quirófano, lo normal sería que ya no volviese a jugar en lo que queda de temporada. Esta es la conclusión a la que seguramente llegaría cualquier aficionado del Betis, pero los especialistas en la materia dan un pequeño alivio a los seguidores. Según ellos, el goleador podrá participar en las tres últimas jornadas de Liga, o al menos así lo indicó ayer el propio club en un escueto comunicado difundido a media tarde. Según fuentes cercanas a Cugat, el plazo de recuperación oscila entre cinco y seis semanas, con lo que sería bastante complicado que llegase a los partidos señalados por los galenos béticos (Numancia, Salamanca y Levante).

El primer pronóstico de los médicos del Betis cuando le diagnosticaron el esguince del ligamento lateral interno, de grado 1-2, era que Sergio permanecería unas cinco semanas de baja y estaría apto para competir en las cuatro últimas jornadas. El plan incluso se marcaba como objetivo que el jugador se entrenase con el grupo en la quinta semana de baja, antes del partido contra la Real Sociedad. El calendario, ahora, es distinto, con el agravante de que cualquier nuevo inconveniente o retraso en la rehabilitación le haría perderse ya casi todo lo que queda de temporada.

Que Sergio iba a pasar por el quirófano es algo que el propio futbolista casi sabía desde hace unos días. A finales de la semana pasada visitó la consulta del doctor Cugat y ya entonces salió de allí con la impresión de que la cirugía sería inevitable. El atacante barcelonés es un viejo conocido de Cugat y sus ayudantes, ya que suele recurrir a ellos para tratar sus lesiones musculares, aunque se da la circunstancia de que ésta es la primera vez que será operado por su amigo. La intervención, de todas formas, es bastante simple, según apuntan desde la clínica Quirón. Cugat tiene hoy mismo un trabajo más serio con otros dos futbolistas a los que también operará: uno es Óscar Serrano (Racing), con una rotura del ligamento cruzado anterior, y otro es un jugador de la selección catalana.

NI UNA VICTORIA SIN ÉL. En el caso de que se cumpla lo que ahora apuntan los médicos del Betis, Víctor Fernández se quedará sin sus dos principales argumentos ofensivos, Sergio García y Emana, en un solo partido, el de Huesca, aunque está por ver que el camerunés participe en el inmediatamente anterior, frente al líder, ya que esa gestión sigue pendiente de que el club y su federación alcancen un acuerdo. En todo caso, el Betis continuará sin su goleador durante el próximo mes, y los precedentes no son nada buenos. El equipo ha jugado tres partidos enteros sin Sergio y no ha ganado ninguno: el balance es de un empate (el 1-1 de Las Palmas) y dos derrotas (1-0 en Castellón y 0-3 ante el Elche).

  • 1