miércoles, 20 febrero 2019
14:23
, última actualización
Deportes

Sergio García volverá a trabajar con el grupo el próximo martes

el 26 may 2010 / 12:29 h.

Sergio García, en el Betis-Castellón.
Sergio García todavía no ha comenzado a entrenarse con un balón entre los pies, pero los médicos le hacen pruebas un día sí y otro no y ya vislumbran cuándo podrá dar ese paso, el previo a su reintegración en el grupo y el penúltimo antes de que reaparezca en un campo de fútbol. El doctor Tomás Calero adelantó ayer que el delantero catalán, máximo goleador del equipo a pesar de que lleva más de un mes de baja, empezará a trabajar con la pelota el viernes y añadió que su meta es ejercitarse junto a los demás "a principios o mediados de la próxima semana", seguramente el martes. "Irá haciendo sesiones cada vez más intensas y el objetivo es que llegue al partido del sábado contra el Numancia con cierto grado de confianza", explicó el galeno verdiblanco. La Liga de Fútbol Profesional no ha hecho ningún favor al Betis colocando ese encuentro un sábado, ya que es un día menos para la recuperación de Sergio.

"El fútbol es precipitación continua. Quizás los plazos habrían crecido si no estuviésemos en esta situación deportiva, pero hay que arriesgar porque la situación lo demanda", reconoció Calero, que de todas formas aclaró que los riesgos serán minimizados en la medida de lo posible. "Hay cierto grado de optimismo, aunque las pruebas importantes son a partir de pasado mañana [el viernes], con balón y con ejercicios más intensos", dijo el médico del Betis.

Sergio García realizó el martes un estudio de fuerza de su rodilla dañada, la derecha, que demostró que el esguince del ligamento lateral casi es historia. Le falta recuperarse del todo y ponerse en forma. Entre su vuelta al grupo y el partido del Numancia, si se cumplen los planes del club, sólo habrá cuatro días. "No creo que esté para noventa minutos ese día", admitió Calero. E incluso después de reaparecer, como es natural, hay peligro de que Sergio vuelva a lesionarse: "Claro que hay riesgo de recaída, sobre todo con una lesión muscular. Es la que más inquietos nos tiene porque lleva un mes parado y ya se sabe que no podemos pasar de cero a cien de repente", concluyó el especialista.

NANO, ADIÓS A LA TEMPORADA. El que seguro que no podrá jugar en lo poco que queda de campaña es Nano, que ayer acudió a la clínica para que los médicos observasen su rodilla. "Le hemos hecho una prueba de control y va a necesitar diez días de trabajo más suave porque el edema no se ha reducido en su totalidad. Su voluntad era seguir entrenando con el grupo, pero no puede ser", alegó Calero.

Al entrenamiento de ayer también faltó Odonkor, en su caso con una urticaria bastante fuerte. Mehmet Aurelio, renqueante por un golpe recibido el domingo, sí se entrenará hoy.

  • 1