Cultura

Seria cogida de Perera en Mérida

el 16 sep 2009 / 08:18 h.

El diestro extremeño Miguel Ángel Perera resultó herido en su primer ejemplar en la corrida que se celebró ayer en Mérida, cuando el segundo toro de Jandilla, un animal complicado y geniudo al que en un cite por la zurda el toro se cruzó y lo prendió por el muslo derecho. Tras la cornada, Perera se mantuvo en el ruedo para terminar de matar al toro, aunque pinchó.

Al cierre de esta edición, el torero estaba siendo operado en la enfermería de la plaza de una cornada interna en el tercio superior del muslo derecho, que, según asegura su apoderado Fernando Cepeda, le afecta y parte varios músculos.

Perera, que no pudo salir a matar a su segundo ejemplar, se mantuvo en el ruedo muy firme y con mucho pundonor en una labor que no pudo refrendar con la espada, lo que le impidió ser privado de algún trofeo.

Alejandro Talavante cortó una oreja del tercer jandilla, tras una faena que comenzó con mucha emoción y en la que hubo muletazos de gran plasticidad. Talavante estuvo muy importante ante un toro encastado y exigente en una labor de buenos muletazos por ambos pitones. Su fallo con la espada redujo el premio a una sola oreja.

Antes, El Fandi recogió una ovación tras pasaportar al primero, un ejemplar justo de fuerza al que sorprendentemente no banderilleó con acierto, y que también fue soso en el último tercio sin que pudiera brillar.

Por su parte, Alejandro Talavante paseó un apéndice de su primer ejemplar, en el que se relajó y dejó muletazos de mucho temple y largura. Podría haber cortado otra oreja de haber acertado con la espada, al igual que en el sexto.

  • 1