lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Local

Sevici busca publicidad para las bicis ante el aumento de actos vandálicos

El coste de los abonos del servicio de alquiler de bicicletas empieza a no ser suficiente para afrontar los gastos de su ampliación y las pérdidas derivadas del aumento del vandalismo. JCDcaux y el Consistorio negocian ya ejecutar una claúsula del contrato para convertir las bicis en un nuevo soporte publicitario.

el 15 sep 2009 / 18:27 h.

TAGS:

N. Jiménez / J. Alonso

El coste de los abonos del servicio de alquiler de bicicletas empieza a no ser suficiente para afrontar los gastos de su ampliación y las pérdidas derivadas del aumento del vandalismo. JCDcaux y el Consistorio negocian ya ejecutar una claúsula del contrato para convertir las bicis en un nuevo soporte publicitario.

Aunque hay varias opciones sobre la mesa, hay dos propuestas en las que, según informaron varias fuentes, se basan las negociaciones para tratar de compensar las pérdidas de JCDcaux por el servicio de alquiler de bicicletas en la ciudad. Ambas están recogidas en el pliego de condiciones del contrato que fue firmado hace ya más de un año y medio entre el Ayuntamiento y la firma francesa. En primer lugar, la inclusión de anuncios en el guardabarros de las 1.832 unidades que hay en la ciudad. Es la posibilidad más factible y de la que ya se ha hablado. Supondría traer a Sevilla un modelo similar a que se aplica en otras capitales europeas como Viena y Zaragoza.

Esto evitaría además la segunda opción: la subida de las tarifas. En estos momentos, el abono anual cuesta 10 euros, y el semanal, cinco. Estos precios están por debajo de los que se aplican en otras capitales. Barcelona, por ejemplo, eleva a 24 euros el coste anual, aunque el semanal se queda en un euro. En Zaragoza los precios también son superiores -20 euros el anual y 5 euros el título de corta duración que sirve sólo tres días-. Y sólo Córdoba, donde son gratuitos, plantea un modelo distinto. El contrato prevé que la revisión de los precios se lleve a cabo el próximo mes de abril. En esas conversaciones se barajará la opción de elevar los precios una vez que el servicio está más implantado.

Aunque no está definido cómo se actuará, tanto el Ayuntamiento - a través de la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad- como la firma francesa JCDecaux tienen decidido que hay que articular medidas para resolver la actual situación. La empresa adjudicataria tiene en la publicidad su principal fuente de ingresos. De hecho, gestiona la mayor parte de los mupis y soportes publicitarios de la ciudad, un sector que se ha visto sensiblemente afectado por la crisis, lo que ha provocado una merma de sus ingresos, especialmente en los últimos meses.

A este factor, ajeno al servicio de alquiler de bicicletas, se une otro fenómeno que ha aumentado sensiblemente en los últimos meses: el vandalismo. Aunque las cifras se encuentran todavía al nivel de otras capitales, empiezan a ser ya preocupantes, ya que se sitúan al nivel -e incluso un poco por encima- de ciudades como París. Estas agresiones se producen sobre todo los fines de semana y han aumentado conforme se ha ido extendiendo la red de estaciones de alquiler.

Las cifras, como empieza a admitir ya el Gobierno, son preocupantes. Se registran una media de tres intentos de robo al día que además han provocado destrozos en las unidades al intentar sacarlas de los bolardos. Los vándalos han conseguido sustraer 1.233 unidades, de las que sólo se han recuperado 999, un 80%. El resto han tenido que ser sustituidas. Si se tiene en cuenta que en Sevilla hay 1.832 bicicletas, se puede concluir que la mayoría han sufrido un intento de robo o han sido sustraídas. Al margen de estas prácticas, también se han realizado numerosos destrozos. 153 bornetas, de un total de 1.832 han sido dañadas por el vandalismo.

Las negociaciones entre la empresa y el Ayuntamiento ya han arrancado. Y sólo queda ya por cerrar el plazo a partir del cual se busca una modificación del sistema económico de esta prestación que tenga el menor impacto sobre los ciudadanos, pero que permita la ampliación del Sevici.

  • 1