Cultura

Sevilla aún sobrevive en ARCO

Ha sido un año especialmente duro para las galerías españolas en general, y andaluzas, en particular. Con más de 20 veteranas salas excluidas de esta edición en ARCO, Rafael Ortiz se ha convertido en el único representante del Sur de España que ayer podía abrir su stand en la feria de Madrid.

el 15 sep 2009 / 00:05 h.

Ha sido un año especialmente duro para las galerías españolas en general, y andaluzas, en particular. Con más de 20 veteranas salas excluidas de esta edición en ARCO, Rafael Ortiz se ha convertido en el único representante del Sur de España que ayer podía abrir su stand en la feria de Madrid.

Rafael Ortiz viaja este año a ARCO, donde ayer abrió su stand para coleccionistas y profesionales, un poco más solo aún que en las últimas ediciones. Atrás quedan los años -hace entre siete y diez- cuando se contabilizaban hasta cuatro galeristas sevillanos en la feria de arte contemporáneo del país, y hasta una decena de andaluces, de los que Rafael Ortiz -como es el caso del malagueño Alfredo Viñas, la granadina Sandunga o la sevillana Cavecanem- siempre ha defendido "el trabajo serio y concienzudo que hay detrás".

Miembro del comité de selección de ARCO durante muchos años -la galería funciona en la capital hispalense desde 1984- y la sala sevillana con más solera en los pabellones de Ifema, Rafael Ortiz se ha librado también de la especialmente devastadora eliminatoria llevada a cabo este año, que ha dejado fuera a más de 20 galerías de todo el país, algunas de ellas con más de diez años de participación.

La permanencia del único sevillano en ARCO se debe a una línea constante de trabajo, y a un stand que apenas si sufre modificaciones cada año (también la calidad se mantiene intacta). Las vanguardias históricas y los grandes nombres de la modernidad y postmodernidad del arte español en la segunda mitad del siglo XX parecen ser su baza, aderezado "con algunos nombres nuevos".

De este modo, el sevillano Luis Gordillo y el cordobés Equipo 57, del que el galerista sevillano posee la colección más amplia, preside un stand en el que se cuelan, casi todas, otras firmas andaluzas, como las de José María Báez, Patricio Cabrera, Curro González y Juan Suárez, todos ellos representantes de la prolífica generación de los 80. Valores seguros que apoyan los pequeños riesgos de Rafael Ortiz, como constituyen los artistas más emergentes Manolo Bautista y Daniel Verbis.

  • 1