Economía

Sevilla cerró 2010 con la primera caída del paro en 3 años de crisis

La cifra de desempleados de la provincia se situó en 223.900 personas, tras bajar en 4.200.

el 28 ene 2011 / 09:09 h.

Los padres de Marta y los del Cuco han coincidido al llegar a la Audiencia.

Primera bajada del desempleo en la provincia de Sevilla en los tres años que llevamos de la crisis económica, evolución que contrasta con las subidas tanto del conjunto de la comunidad andaluza como del Estado. Así, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos ayer apuntan a un recorte del paro en 4.200 personas en 2010, si bien se trata de un volumen aún exiguo si tenemos en cuenta que 223.900 sevillanos se encontraban sin ocupación en el último trimestre del año pasado, el 24,60% de quienes estaban en edad y, además, mostraban su disposición a trabajar.

Al cotejar las series históricas de la EPA, se constata que esa bajada se produjo pese al aumento de la población activa sevillana en 8.200 personas. El descenso afloró en industria y construcción, y subió en la agricultura y, sobre todo, en los servicios. Y todas las siete provincias restantes sumaron desempleo, y con fuerza.

Pero donde se produjo un incremento más severo fue entre los que buscaban su primer empleo. En un año, este colectivo pasó de 93.200 a 116.700 (23.500 sevillanos más, un 25,21% más). Y aquí hacen falta explicaciones.

En efecto, la EPA muestra que la población en edad de trabajar, lejos de crecer, como parecería lógico, entre los más jóvenes, hasta 25 años, disminuye, y es a partir de esta edad cuando aumenta, e incluso entre quienes superan los 55 años.

Parte de ese incremento cabría atribuirlo a estudiantes de carreras largas que buscan su primer empleo, mientras que la otra habría que asignarla a quienes no mostraron nunca la intención de trabajar, pero ahora sí tras haber empeorado su situación familiar -las amas de casa, por ejemplo-, una tesis defendida por la Consejería de Empleo.

En este contexto, y según datos del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), 69.400 hogares sevillanos veían a todos sus miembros en paro, el 13,45% de los que tenían al menos un activo, con alrededor de 82.600 desempleados residiendo en estas viviendas.

Mientras, la cifra de ocupados en Sevilla se situó en 686.100, tras subir en 12.400 en el conjunto de 2010, un 1,84% más que en el último trimestre de 2009. Llegamos aquí a una conclusión. Si crece la ocupación, baja el paro y, además, se absorbe el crecimiento de la población activa, en la provincia ya no hay destrucción laboral.

Andalucía. 1.127.400 personas se encontraban sin empleo al cierre de 2010 en la región andaluza, el 28,35% de la población activa. Si bien el paro, según la metodología de la EPA, bajó entre octubre y diciembre, el acumulado del año arroja 93.400 parados más (alza del 9,03%). Eso sí, este aumento fue la mitad que un año antes. Lo peor, Málaga y Córdoba.

La población activa andaluza aumentó un 0,53% en el año, con 6.770.700 andaluces en edad y con ganas de trabajar (36.300 más) y la cifra de ocupados de colocó en 2.849.100, tras bajar en 44.400 (el 1,53%).

Si el paro escala y la ocupación decrece, el resultado no es otro que la continuidad de la destrucción de empleo, aunque a un ritmo menor que durante los dos primeros años de la crisis.

Al igual que ocurrió en la provincia de Sevilla, apareció un fuerte empuje de los parados que buscaban su primer empleo -desde 428.700 hasta 530.900- y también aumentó en el agro y los servicios, mientras que se recortó en el ladrillo y la industria. Y en el tramo de edad donde más se incrementó fue el comprendido entre 25 y los 55 años -de 768.600 a 842.300-, según la EPA.

España. En el conjunto estatal, el desempleo se apuntó un alza de 370.100 personas en 2010, de manera que el número global de parados alcanzó los 4.696.600, siendo su tasa del 20,72% sobre la población activa.

Fue el cuarto ejercicio consecutivo de crecimiento del paro, si bien fue tres veces menos que en 2009, cuando subió en 1.118.600 personas.

El desempleo de larga duración es el que más empeora y la cifra de hogares con todos sus miembros en paro, 1,33 millones.

  • 1