jueves, 21 febrero 2019
10:26
, última actualización
Local

Sevilla cree que si Zapatero "juega bien sus cartas" podría volver a ganar

el 30 may 2010 / 16:29 h.

TAGS:

El ex ministro socialista Jordi Sevilla está convencido de que, pese al mal momento por el que atraviesa el Gobierno, en el "punto más bajo del ciclo electoral", el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "si juega bien sus cartas, podría incluso volver a ganar las elecciones generales".


En un texto introducido hoy en su blog personal, bajo el título "Cómo ganará ZP las elecciones", el ex diputado aventura los pasos que podría dar desde ahora el líder del PSOE para "tratar de mejorar su posición actual" e intentar ganar las elecciones generales, en lo que en todo caso considera "un análisis desapasionado y un pronóstico, hoy arriesgado, sujeto a muchas variables".

Para ello cita las "cuatro pruebas" que según él debe superar Zapatero si quiere llegar a la próxima convocatoria electoral con posibilidades de ganar al PP: la huelga general, los presupuestos, las elecciones municipales de 2011 y la recuperación económica.

Sevilla da por descontado que Zapatero no debe adelantar las elecciones, como le reclama el PP, aunque sólo sea por el hecho de que las encuestas dan la victoria a ese partido; "ésa esa la mejor razón para que el presidente Zapatero no las adelante", afirma.

Así las cosas, el ex ministro de Administraciones Públicas anticipa que el Gobierno acabará aprobando una reforma laboral por decreto que impulsará a los sindicatos a convocar huelga general.

Si bien admite que "esto hará que Zapatero apure el cáliz de sus peores pesadillas personales" tendrá también el efecto de que dejará al PP sin discurso, porque el Ejecutivo se habrá apropiado de la "ortodoxia" frente a la crisis, señala en sus reflexiones.

Además, si este partido "sigue cometiendo torpezas como el voto negativo a los recortes, mezclado con un cierto populismo, le empujará -escribe- hacia una derecha radial e inconsistente muy alejada del votante de centro".

Para Jordi Sevilla, la huelga no tendrá un resultado "espectacular", aunque sea importante, y ello acabará debilitando más "a unos sindicatos a los que no sobra prestigio social", a la par que situará al PSOE entre una derecha e izquierda "ultramontanas" que harán pinza contra él.

Desde ese momento, siempre antes del verano, augura que el Gobierno emprenderá un "giro a la izquierda" con medidas como el llamado "impuesto para los ricos" y tratará de recomponer apoyos parlamentarios en la izquierda para sacar adelante los presupuestos generales de 2011.

Superada esta etapa, Sevilla ve en las elecciones autonómicas y municipales la "siguiente gran prueba" a la cual el Gobierno llegaría "fortalecido" tras haber superado los obstáculos que le han puesto los demás, y con un PP que él ve para entonces "debilitado por no haber sido capaz de tumbar al Gobierno ni tampoco de apoyarlo".

Incluso en el caso de que el PSOE pudiera sufrir un "voto de castigo" en forma de abstención, el "actual tsunami electoral" volverá a su entender a "voltearse" en las generales del 2012.

En todo caso, Jordi Sevilla apunta que para el PSOE gane esos comicios Zapatero debería anunciar que se presenta por última vez, lo cual abriría un período de "cambio ordenado" en su partido.

Además, su contrincante tendría que ser Rajoy y la situación económica no debería haber empeorado, con la convicción general de que las cosas irían mejorando, de manera que el Gobierno podría entonces atribuirse "en exclusiva" los méritos.

  • 1