Local

Sevilla cumple los niveles de ruido establecidos por la ONU de día, de noche no

Sevilla se mueve en el límite: por la mañana, el ruido se queda por debajo de lo que la ONU estima pernicioso para la salud, pero por la noche se pasa de la raya. Los Remedios y Nervión son los distritos más estruendosos, el primero a la luz del día, el segundo cuando cae el sol.

el 15 sep 2009 / 17:32 h.

TAGS:

Sevilla se mueve en el límite: por la mañana, el ruido se queda por debajo de lo que la ONU estima pernicioso para la salud, pero por la noche se pasa de la raya. Los Remedios y Nervión son los distritos más estruendosos, el primero a la luz del día, el segundo cuando cae el sol. Los vecinos de la zona Este son los que más tranquilos viven.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, pintó ayer con datos el mapa de ruidos de la ciudad en la reunión extraordinaria del consejo municipal de Medio Ambiente. En realidad, ese mapa se dibuja con datos provenientes del estudio que el Consistorio hizo público el pasado marzo, pero era el contexto para recordarlos, el momento de animar a todas las fuerzas vivas de la ciudad a participar "activamente" en el desarrollo de los planes que, desde ahora y hasta 2013, Sevilla tiene que llevar a cabo para ser acústicamente saludable. Porque el diagnóstico no es la "meta", dijo el alcalde, sino el "punto de partida" para empezar a corregir el problema.

Monteseirín recordó que hoy Sevilla registra niveles sonoros diurnos (de siete de la mañana a once de la noche) de 62,2 decibelios, es decir, 2,8 menos de los 65 considerados como el límite razonable por la Organización Mundial de la Salud (OMS); así no llega al 20% el número de sevillanos expuestos a niveles insanos de ruido. Los que más lo sufren son los residentes de Los Remedios, donde más ruido se registra de día (dos décimas por encima del nivel máximo).

Por la noche, esos registros son de 55,7 decibelios, cuando la barrera está en 55, 0,7 por encima, lo que obliga al 27,8% de la población sevillana a soportar más ruido del que debería. En este caso son los vecinos de Nervión los más pacientes, aunque el alcalde no aclaró en cuánto se pasan. Más tranquilos, tanto de día como de noche, están en el distrito Este, el más silencioso de la capital. "¿Que la situación es buena? Yo creo que sí. ¿Que es mejorable? También lo creo", resumió Monteseirín.

Con estos datos en la mano, el regidor entiende que puede estar "contento" pero "no satisfecho" pues "queda mucho por recorrer", de ahí que prometiera ante el consejo realizar el estudio del ruido en Sevilla cada año, y no cada cinco, como obliga la ley. De momento, Sevilla es la ciudad mejor situada de las cuatro que ya han entregado sus mapas de ruido al Gobierno, a instancias del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Cierto es que, en total, el Ejecutivo central le pidió datos a 18 capitales, así que la comparación no es realista.

Por ahora Sevilla gana en calidad acústica a Alicante, Valencia y Málaga, y los datos preliminares de Madrid tampoco amenazan la supremacía sevillana. "Pero esos datos no nos tienen que conformar -dijo el alcalde-, somos de las menos ruidosas pero hay que seguir avanzando".

Monteseirín reclamó al consejo que "se mueva", que incorpore al mapa "todas las mejoras posibles" y que complete su "apuesta" por una ciudad sostenible "en el plano de los ruidos". El primer reto es actuar de forma "selectiva" e incentivar la política de creación de ZAS (zonas acústicamente saturadas). "Ése es el camino", concluyó.

  • 1