jueves, 13 diciembre 2018
09:52
, última actualización
Cofradías

Sevilla dejó de ingresar 80 millones en Semana Santa por la lluvia

El Consistorio estima que se ha perdido entre un 30% y un 40% de los 270 millones previstos

el 09 abr 2012 / 19:18 h.

La Semana Santa fue una cruz para el turismo.

La lluvia no sólo ha dejado a casi la mitad de la nómina de las cofradías de Sevilla con los pasos encerrados en casa, sino que también ha hecho trizas las previsiones económicas del Ayuntamiento en cuanto a la rentabilidad de la fiesta mayor de la ciudad y su impacto en el PIB local. Según un primer balance municipal, esbozado ayer por el delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo de Sevilla, Gregorio Serrano, la anulación de reservas en los hoteles y el decremento en la cuenta de resultados de bares y restaurantes como consecuencia de la adversa climatología han provocado una caída "de entre el 30% y el 40%" en el volumen de negocio que genera la Semana Mayor.


En declaraciones a Radio Sevilla, Serrano explicó que en "condiciones normales", la Semana Santa supone en la ciudad un impacto económico cercano a los 270 millones de euros, ingresos que esta vez se han visto reducidos "entre un 30% y un 40%" debido a la incidencia de la lluvia y a sus perniciosos efectos sobre el nivel de ocupación hotelera y el volumen de negocio del sector de la hostelería, una estimación que en su horquilla más optimista (la caída de un 30%) se traduce en la pérdida de 81 millones de euros respecto al listón de ingresos habitual.


"La ocupación hotelera se ha resentido bastante", detalló el resposable municipal de Turismo, con un nivel de habitaciones llenas del 74%, lo que supone una caída de casi 10 puntos respecto al año pasado, que ya fue también una Semana Santa pasada por agua. La patronal del sector rebaja algo más el porcentaje y cifra en un 70% la ocupación media entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, unos valores similares a los encontrados en el resto de la comunidad andaluza pero "significativamente menores" que los que se produjeron el pasado año.


Para el gerente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, la "causa principal" de esta caída de ocupación en Semana Santa no se debe tanto a la climatología sino a "la repercusión de la crisis". De hecho, explicó, "las reservas hoteleras apuntaban mal desde el primer momento, ya que 15 días antes del Domingo de Ramos todavía había un colchón muy importante de plazas disponibles en el mercado", lo que les ha llevado a realizar descensos significativos en el precio. Aún así, en general los hoteles sevillanos no han conseguido colgar el cartel de completo, sufriendo especiales dificultades los alojamientos de mayor categoría.


Con los hoteles lamentándose y los dueños de bares y restaurantes comprobando cómo la caja de sus establecimientos ha decrecido un 30%, el único sector que puede sacar pecho esta Semana Santa pasada es el de los comerciantes del casco histórico, que aseguran haber incrementado sus ventas un 5% respecto al año pasado.


Entre los productos más vendidos, según explica el presidente de Alcentro, Enrique Arias, se encuentran tanto los souvenirs para los turistas como los complementos de flamenca, que comienzan su "época alta" dada la proximidad de la Feria.

Metro. Un total de 471.593 personas han utilizado el Metro de Sevilla durante esta Semana Santa, lo que supone un incremento del 2,8% respecto al año anterior. La media diaria de viajeros en esta Semana Santa se ha situado concretamente en los 58.949 usuarios al día. Los días de mayor afluencia han sido el Miércoles Santo, con 98.725 usuarios; el Domingo de Ramos, con 66.778 usuarios; y el Lunes Santo, con 63.210 usuarios.

Basuras. La Empresa Pública de Limpieza del Ayuntamiento de Sevilla (Lipasam) ha recogido durante toda la semana un total de 933.030 kilos de basura y ha levantado 106 denuncias a bares y comercios por una presentación inadecuada de los residuos. El día de mayor producción de residuos fue el Viernes Santo con 146.020 kilos recogidos. Ayer se inició la retirada de cera de las calles por parte de tres equipos con medios mecánicos

  • 1