Economía

Sevilla es hoy la capital aeronáutica

Llegó el gran día. Sevilla se convertirá, por unas horas, en la capital mundial de la industria aeronáutica. El avión de transporte militar A400M será presentado en sociedad, en un acto presidido por el Rey Juan Carlos. Expectación por ver ya completa la primera de las 192 aeronaves que se montarán aquí.

el 15 sep 2009 / 06:56 h.

Llegó el gran día. Sevilla se convertirá, por unas horas, en la capital mundial de la industria aeronáutica. El avión de transporte militar A400M será presentado en sociedad, en un acto presidido por el Rey Juan Carlos. Expectación por ver ya completa la primera de las 192 aeronaves que se montarán aquí.

Sevilla jugará durante la mañana de hoy su particular semifinal europea. Tiene ante sí el reto de presentarse al mundo con su producto estrella, con el que pretende auparse a los puestos de referencia de la industria aeronáutica internacional. Hoy, el Rey Juan Carlos presidirá uno de los hitos industriales de la ciudad, con el que reivindicar que es más que una ciudad turística y de ocio.

El A400M, el avión de transporte militar más moderno que nació con la vocación de modernizar las flotas de las Fuerzas Aéreas para misiones tácticas, logísticas y humanitarias, se hará hoy visible al mundo.

Unos dos mil privilegiados serán testigos de su puesta de largo desde la planta de ensamblaje final (FAL, en sus siglas en inglés) de EADS-CASA que se levantan junto al aeropuerto de San Pablo.

El A400M es el fruto de un parto que, sin estar exento de dificultades, se ha convertido ya en uno de los grandes símbolos de la cooperación de la industria aeronáutica europea y de más allá. Porque si este avión se gestó al calor de siete naciones: Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, España y el Reino Unido, más tarde de sumaron Suráfrica y Malasia. Ellas cerraron la cuota de socios activos del programa, es decir, con responsabilidad en el proceso de producción.

Sevilla tomará el testigo de la ciudad francesa de Toulouse. El 18 de enero de 2003 Airbus abría las entrañas de sus instalaciones para dar a conocer al mundo el superjumbo A380, el mayor avión civil, y el hermano mayor (en el ámbito comercial) del A400M.

Entonces, un espectáculo multimedia puso la nota de color al descubrimiento de la aeronave, que tuvo como testigos a los cuatro jefes de Estado de España, Francia, Alemania y el Reino Unido, junto a los consejeros delegados de las compañías clientes.

Tres años y medio después de este hecho histórico, Sevilla es la nueva anfitriona, aunque compartirá similitudes con su predecesora. Un espectáculo de animación, que contará con la participación activa de una parte de los trabajadores de EADS-CASA -que eso sí, deberán llevar pantalón oscuro y un polo de la compañía y aportarán la nota de color con una suelta de globos- y que ayer realizaron un particular ensayo general para que hoy todo salga perfecto. Miles de ojos estarán pendientes de ello.

Se revivirán las escenas de Toulouse: brindis con champán y decenas de flashes para recordar eso de yo estuve allí. Habrá que esperar para ver si se mantiene el espíritu triunfal o las dificultades que se iniciaron en el mayor avión comercial del mundo -consecuencia de aunar el trabajo repartido entre varias naciones- y que se trasladaron al A400M, que cumplirá este hito con una demora sobre el calendario de seis meses frente a la fecha prevista.

El avión que hoy saldrá del hangar lucirá los colores propios de las tareas a las que servirá y llevará incorporados los motores, el principal lastre en el desarrollo del programa y que ha motivado el retraso por su extraordinaria complejidad. Será este conjunto de cuatro motores con el que el primer A400M sobrevuele el cielo sevillano en torno a septiembre u octubre, pero para principios de 2009 se espera una versión definitiva para dotar la aeronave.

El pasado abril la planta de montaje final abrió sus puertas a un reducido grupo de periodistas -sin cámaras- donde se pudo ver un avión con las entrañas al descubierto y sometido ya a todo tipo de pruebas y ensayos imprescindibles para su certificación.

Pero la ciudad no sólo se beneficiará de tener el centro de montaje final del A400M -EADS-CASA cuenta con otras dos factorías en Sevilla, la de San Pablo y Tablada-, sino que albergará el centro de entregas al cliente final. Todos los Gobiernos llegarán aquí para recoger sus aeronaves y, por si fuera poco, el centro de entrenamiento para pilotos, que abrirá un gran abanico de posibilidades que no queda otra que aprovechar.

  • 1