Cultura

Sevilla espera a su dictador

el 24 ago 2011 / 19:40 h.

Raquel Sánchez Silva.
-->--> -->

La Plaza de España y sus alrededores están ya a punto para comenzar la próxima semana el rodaje de la película El Dictador (Finchley Dreams, en inglés), dirigida por Larry James y protagonizada por Sacha Baron Cohen, Megan Fox y Sir Ben Kingsley, entre otros reconocidos actores.

Sevilla se prepara estos días para recibir este sábado al grueso del equipo de rodaje, que comenzará el fin de semana a realizar los ensayos de las escenas que se van a filmar en la capital los días 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre, según han informado a Europa Press fuentes de la Oficina de Promoción Exterior de Sevilla, dependiente de la Delegación de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo del Ayuntamiento.

Hasta la fecha, ya se han realizado en la Plaza de España varios de los trabajos previos de ambientación para los que se han necesitado más de 300 trabajadores. Entre ellos, destacan el montaje de una puerta ficticia en la entrada principal de la plaza para simular la entrada a un palacio presidencial y el de la estructura en el interior de la fuente simulando el pedestal de una estatua, que se colocará luego digitalmente.

Además, actualmente, se está procediendo a la colocación de jardineras con palmeras en el perímetro de la plaza junto al canal y las escalinatas, así como de arbustos entre la barandilla y la entrada de las barcas. También se están ocultando tres escudos que se encuentran en el suelo de la plaza. Todo ello, para que la Paramount Pictures (productora del filme junto a la española Kanzaman Productions) comiencen el próximo martes a grabar las secuencias previstas sin imprevistos. Eso sí, un día antes, el lunes, se grabará, sin actores, un plano de la Plaza de España a oscuras.

Los próximos martes y miércoles, por tanto, y desde las 9 hasta las 21 horas, la Plaza de España se convertirá en el palacio presidencial del dictador encarnado por el cómico Sacha Baron Cohen, quien protagonizará una escena en la que se baja de un coche militar -al que acompañan otros tres vehículos- y se libra de un intento de asesinato gracias a las miles de personas que allí le esperan aclamándolo.

Otra de las escenas que se rodarán entre el martes y el miércoles será una en la que una multitud prende fuego a unas pancartas. Ya el jueves 1 de septiembre el set se desplazará hasta la antigua terminal del aeropuerto de Sevilla, donde Baron Cohen será filmado bajando de un avión.

Sin embargo, los trabajos para esta producción -que comenzó a rodarse hacia varias semana en Nueva York y que, tras su paso por Sevilla, se dirigirá a Fuerteventura- no terminarán en la capital hispalense hasta el 6 de septiembre, día previsto para la recogida final de todo el material de rodaje y para que los accesos a la Plaza de España vuelvan a estar libres. Por su parte, los accesos al Parque de María Luisa (donde se ha instalado una carpa modular para el catering) y a los Jardines del Prado (otra carpa para las pruebas de vestuario), volverán a la normalidad un poco antes, el 2 y el 5 se septiembre, respectivamente.

También para el 2 de septiembre está previsto que los 1.478 metros cuadrados que la productora ha solicitado en los alrededores de la Plaza de España para aparcar sus vehículos desde este viernes queden libre.

Según los cálculos de la Oficina de Promoción Exterior del Ayuntamiento, el rodaje de El Dictador -en el que colaboran la Subdelegación del Gobierno, Capitanía General, Gerencia de Urbanismo, Delegación de Movilidad, Parques y Jardines, Alumbrado Público, Lipasam, Cecop, Policía Local y Bomberos- dejará en la ciudad cerca de un millón de euros en alojamientos, dietas del personal desplazado, alquiler de vehículos y maquinarias, contratación de empresas de servicios como seguridad y montajes, técnicos y figuración. A ello habría que añadir las tasas que deben pagar por el rodaje y la ocupación hotelera, con cerca de 2.000 pernoctaciones.

  • 1